El efecto padrecista

Mensajes

Gilberto Armenta

 

Un juez libró a Guillermo Padrés Elías del delito de defraudación fiscal, pero no del de lavado de dinero. Por eso y solo por eso seguirá en prisión. Pero, de acuerdo a una cauda de afirmaciones, su libertad parece eminente.

 

Y esta acción será el resultado de las negociaciones que el padrecismo está imponiendo de la mano con Morena. Mire usted: en el proceso electoral ya finalizado, decenas de padrecistas de todos los niveles se incorporaron a la campaña del partido en mención arriba, y formando una red de intervención, se agruparon en diferentes posiciones. Algunos consiguieron importantes candidaturas, otros más se incorporaron en las campañas por las diputaciones locales y federales, además de la senaduría. Otros, con perfil más afín al ex gobernador Padrés, se agazaparon detrás de la pared operando sin ser vistos.

 

Luego de los resultados electorales, este grupo de padrecistas se encuentra distribuido por todo Sonora, y están siendo considerados en los Ayuntamientos ganados por la coalición Morena-PES y PT para posiciones con perfiles bajos, si, pero de influencia. Otros más buscan acomodo en cuanta dirección de dependencia municipal sea posible. Pero hay otros que empiezan a vestirse con corbatas para cuello 18. Y son estos perfiles, con acceso autorizado en los más altos círculos de la federación, los que abogan para que el ex gobernador panista sea liberado

 

Para nadie es un secreto, por ejemplo, que la alcaldesa electa de Hermosillo, Célida Teresa López Cárdenas, considera a Guillermo Padrés Elías como uno de sus mejores amigos, y sigue reconociendo en él un liderazgo que debe mantenerse vigente. Y es justamente en este Ayuntamiento que habrá de tomar protesta el próximo 16 de septiembre, donde el cúmulo padrecista se está concentrando.

Morena, por supuesto, reclama se le entregue cartera de posiciones en la capital sonorense, y es justamente en este punto, donde las negociaciones van de mesa en mesa.

Los delitos de Elba Esther Gordillo, por ejemplo, son más o tan graves como los que soporta Padrés Elías, y ella ya está libre. ¿Qué impide que el ex mandatario sonorense viva la misma suerte? Nada.

Pero en esa eventual liberación está en juego el reclamo de justicia que los sonorenses hicieron desde el pasado 2015. La salida de la cárcel del “memo” Padrés, como le dicen sus amigos, representaría para un sector de la sociedad en Sonora un fuerte agravio contra sus derechos mas elementales. Esta libertad a quien se responsabiliza del enorme retraso financiero y fiscal que vivió Sonora durante su mandato, va en contra del bienestar de las familias, que en ese sexenio padrecista, vieron mermados sus ingresos, sus bienes, y sus empleos.

Y es así como el padrecismo, ahora interviniendo a favor de su querido líder, vuelve a golpear a estos padres de familia y sus hijos, buscando la liberación de quien debería, en realidad, estar recibiendo sentencias por los delitos de los que se le acusó.

Uno más de los resultados de la votación que en los siguientes tres años, estará dictando la operación a favor del poder de grupos, y no del interés ciudadano.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16


Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba