Paco Bueno y su gran oportunidad

Mensajes

Gilberto Armenta 

 

Francisco Bueno Ayup vivió el infierno y la gloria durante el padrecismo. En el 2009 fue uno de los principales y mas aguerridos promotores de Guillermo Padrés Elías, y por eso se convirtió en el director de alcoholes en esa administración estatal después de la victoria.

 

Pero no lo fue bien como tal, y pese a su buen ejercicio como funcionario estatal, las presiones y el fuego amigo pronto le cobraron la factura.

 

Pero, como buen operador político que siempre fue, formó parte de un sequito de panistas y padrecistas que, en el 2012, en la elección de ese año, fueron enviados a diferentes estados de la Republica a operar a favor de los candidatos de Acción Nacional. Querétaro fue su primer centro de operaciones.

 

Paco Bueno, como lo conocen sus amigos, se consolidó entonces como uno de los mejores, y se dedicó a disfrutar de las mieles de esos encargos partidistas, que en el 2015 lo llevaron a Durango, donde conoció al candidato panista a la gubernatura de ese estado, y a una docena de sus principales colaboradores.

 

En ese 2015, Paco Bueno fue parte de la victoria panista en Durango, y se operación lo llevó a ocupar un importante cargo, primero, en la administración estatal, y hasta el 2017, en la municipal en Durango.

 

Pero antes, en el 2016, Paco Bueno vivió uno de sus episodios mas traumáticos, al ser detenido justamente en Durango, por una solicitud de colaboración dictada desde Sonora. Su ex esposa lo había demandado por incumplimiento de obligaciones familiares, cuyos detalles de ese embrollo legal son ya de amplio dominio público.

 

En ese trance, la panista/padrecista que más lo defendió fue Célida Teresa López Cárdenas, hoy alcaldesa electa de Hermosillo, bajo las siglas de Morena. Fue tal el apoyo y defensa, que la curul que la ex panista representaba como diputada en el Congreso del Estado la convirtió en estrado judicial de lo familiar, y además lo esperó al pie de las rejas luego de que Paco Bueno fue liberado, tras el previo acuerdo con la demandante ex pareja sentimental.

 

Hoy, Francisco Bueno Ayup disputa la presidencia del Comité Estatal del Partido Acción Nacional en Sonora, y lo hace con un buen espectro de apoyo blanquiazul.

 

¿Quedaron atrás los desmanes, los escándalos públicos, las francachelas y los malos hábitos? ¡Quien sabe! Lo que si es vigente aún es la espectacular amistad que lo une a Célida López Cárdenas. Mire, lea con atención:

 

En su andar como funcionario estatal en Durango, Paco Bueno hizo gran amistad con un empresario, funcionario duranguese como él, y amigo intimo de Alfonso Romo, hoy por hoy, uno de los cinco dedos de la mano derecha del presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

 

Cuando a Célida López le negaron en el PAN la oportunidad de competir por la senaduría en este pasado proceso electoral 2018, recurrió a su amigo Paco Bueno para que le agendara una cita con López Obrador, a través del empresario amigo de Alfonso Romo mencionado arriba. La cita se concretó en algún estado del interior, y producto de eso, fue la candidatura a la alcaldía de Hermosillo solo unos meses antes del 01 de julio pasado.

 

¿Curioso verdad?

 

Pero la hoy electa alcaldesa hermosillense busca la candidatura a la gubernatura de Sonora en el 2021. ¿Morena la registrará como tal? ¡Difícilmente! Alfonso Durazo Montaño viene preparando ese espacio para él. ¿Le abrirá las puertas el PT y Jaime Moreno? ¡Ya hay pláticas en puerta, sin descartar también a Ana Gabriela Guevara! Pero, si Paco Bueno se convierte en el presidente estatal del PAN, ¿será el regreso triunfal de Célida a ese partido? ¡Usted tiene la última opinión!

 

Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16


Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba