El refrito de Eduardo Bours

Mensajes

Gilberto Armenta


Se presenta el ex gobernador priista de manera pública y se abre el debate. Las columnas de esa comparecencia se ponen de moda. Todos asumen que José Eduardo Robinson Bours Castelo, mejor conocido como el chapo Bours, regresó al escenario mediático rompiendo esquemas. Hablando de lo que nadie sabía. Aclarando posturas. descubriendo el hilo negro.

Pero no. No dijo nada que no se supiera. No aclaró nada que se leyera confuso. No desmembró errores del pasado, ni exhibió desplantes del presente, ni argumentó teorías del futuro. Mas bien, habló de lo que convenientemente había que hablar. Fue cauto. Uso el tiempo a su favor. Explotó el “timing”.

Aquellos que en el pasado despotricaron contra él y su mandato, contra él y su influencia política, contra él y su cuota de poder, convenientemente ahora lo ponderaron. Le brindaron espacios informativos. Le abrieron micrófono. Lo quisieron y el ex gobernador se dejó querer.

La intención fue clara. Había que pegarle al PRI. Había que llevarse en esa intención al gobierno estatal, y entre esas desbocadas patadas, atropellar a quien fuera necesario.

Era necesario retomar los espacios que en el pasado proceso electoral se perdieron para él y su familia. Era obligatorio gritarle al viento que, en el sur, el grupo de poder al que pertenece sigue vivo. Que estaba arrepentido de haberse sentido indispensable. Que el independiente no había resultado, que el rebelde busca la redención, y que las riendas del control político siguen en sus manos.

¿Se equivocó al imponerse en el 2009 con Alfonso Elías Serrano? Sí, pero el candidato no fue del todo malo. ¿Por qué no habló de la traición interna? No hay candidato que resista una traición partidista como la que el PRI le propinó al suyo en ese pasado proceso electoral. Y esa traición nació en el sur, se consolidó en el centro y se desplegó al norte.

¿Guillermo Padrés Elías ganó por los errores del PRI en el 2009? ¡No! El memo ganó porque el PRI le operó la elección. O porque el PRI le operó en contra a Alfonso Elías. Como usted diga. De eso debió hablar para luego exigir que esa traición no se orquestará en el 2021.

¿Por qué no dijo que el tricolor también le operó a Morena en este pasado 01 de julio? Debió haber explicado porque en el sur dejaron solos a los candidatos del PRI. O porque piensa que en el 2021 gana el PRI la elección, solo si los candidatos están avalados por los del sur.

Pero no. La retahíla iba redactada, solo había que ponerla sobre la mesa para que los demás la copiaran, la reprodujeran, y luego intentar crear la conciencia de que el PRI no tiene rumbo, que nadie toma decisiones, que el PRI está perdido. ¿Usted cree? Porque muchos no.

¿Manlio Fabio Beltrones? ¡Bah! Todos aman o odian a Beltrones. ¿Recibió a Sonora a manera de franquicia? ¿Es un mito? ¿Ya no tiene influencia? El tic tac está sonando, y resta de aquí al 2021 para conocer, entender y aceptar la respuesta.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16


Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba