Prian o Primor

Mensajes

Gilberto Armenta


Siempre se dijo que Morena no era un partido político más, sino un movimiento civil.

Aseguraron sus fieles seguidores, que Morena representaba el cambio social que, aterciopelado en la justicia, daría respuesta a los reclamos del pueblo.

Se juró y perjuro que Morena sacaría a la mafia del poder fuera del sistema político, y que lograría que el PRIAN, como le llamaban todos ellos, vivía su última temporada.

La corrupción, la simulación, el engaño, los “cochupos”, las trampas, los ardides, los acuerdos debajo de la mesa, los arreglos, las extorsiones, los “moches”. Todo eso desaparecería.

Y resultó falso. Fue solo una fachada para conseguir el triunfo el pasado 01 de julio.

Los escándalos de Gerardo Fernández Noroña, y el #VelascoGate han demostrado que, lastimosamente para mucho, Morena es un partido político más.

Sus vasallos en las redes guardan silencio. Uno que otro tuitero saca la cabeza para intentar justificar, pero luego debe esconderse ante la andanada de burlas y “estate quietos” que le propinan.

Uno que otro trol en el Facebook se sigue metiendo en los muros ajenos para explicar lo que pasa con su amado Morena, pero en ese pecado lleva la penitencia.

¡Y los que resultaron electos! Se atropellan en sus propias palabras para justificar sus actos. Dice Lilly Téllez que los senadores tienen derecho a pedir licencia, pero no explica del todo bien porque están obligados a autorizarla. En el pasado quedaron aquellas declaraciones de que ella denunciara los hechos mal habidos, para ahora solo decir: “pobres los de Chiapas, pero que ellos arreglen allá su problema con Manuel Velasco”.

Abrazan a 5 diputados del otrora partido de la mafia del poder, el Verde Ecologista, solo con la intención de tener el poder absoluto en la cámara baja. Ahora que ellos lo hacen se llama oportunidad de la cuarta transformación, pero cuando antes lo hacia el PRI o el PAN se llamaba corrupción.

¡Cuanta hipocresía! ¡Cuanta falsedad! ¡Cuánto cinismo!

Muy pronto llegó la realidad de las cosas. Ya no es el problema el Prian. Ahora el problema es Morena. Y el PRI, el PAN, y el resto de los mal queridos partidos satélites resurgirán detrás de ellos.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16


Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba