Migración partidista, el “deporte” de moda de los políticos sonorenses

El Mensajero
Marzo de 2018

Entre más se acerca el día de las elecciones, más son las noticias del ambiente político que  nos sorprenden a los mexicanos y no se diga a los sonorenses.

Con el nombramiento del ex priista Antonio Astiazarán Gutiérrez como candidato del PAN a la Senaduría de la República, se abrieron las puertas de la migración partidista entre los personajes de las fuerzas políticas más representativas de nuestro país.

Porque a raíz de tal candidatura, han surgido reacciones y sucesos que son dignos de analizarlos:

Eduardo Bours Castelo, por ejemplo, quien hace meses hizo la finta de lanzarse por la vía independiente a la Senaduría por Sonora, se reunió el pasado fin de semana con Astiazarán Gutiérrez para refrendarle su apoyo.

Ambos fueron acompañados por el legendario panista Ramón Corral Avila, quien de manera madura aceptó -hace dos semanas- no levantar en las encuestas y declinó de la misma aspiración para cedérsela al guaymense que ha demostrado tener una alta competitividad y muchas probabilidades de ganar; aunque hasta este lunes 5 de marzo todavía no tenía compañera de fórmula.

Con esta confirmación de apoyo del ex Gobernador Sonorense a Astiazarán Gutiérrez, quedan muy claras sus intenciones de coadyuvar en la derrota de la candidata priista, Sylvana Beltrones Sánchez, y llevarse entre la corriente a Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez, quien durante su sexenio también fue su fiel colaborador. 

Pero eso ya le vale.

Todas estas acciones de Bours, son con la intención primordial de pegarle en la torre al también ex gobernador sonorense, Manlio Fabio Beltrones Rivera, que dicho sea de paso, fue señalado en su momento como quien impulsó al panista Guillermo Padrés para que venciera en la lucha por la Gubernatura del 2009 al priista Alfonso Elías Serrano, quien era el elegido por el dueño de la empresa Bachoco.

Y siguiendo con los temas de Bours:

Si en el 2009 tuvo todo el poder para lanzar de candidato a quien él quería que lo supliera en la Gubernatura, ¿porqué no se decidió de una vez por “Toño” Astiazarán, en lugar de mandar al matadero a Alfonso Elías Serrano?

O por lo menos apoyar a Ernesto “Borrego” Gándara, quien apuntalaba en las encuestas.

Para este 2018, debemos estar conscientes, no será la primera vez en que Bours Castelo brinde su apoyo a un candidato panista.

En el 2003 impidió que Irma Villalobos Rascón llegara -como Diputada Local- al Congreso del Estado representando a Agua Prieta; haciendo perder también a Vicente “Mijito” Terán que buscaba repetir en la Presidencia Municipal del mismo lugar.

Todas estas circunstancias las propició para hacer ganar al panista David Figueroa Ortega, quien detentó la Alcaldía de la frontera hasta el año 2006.

Pero hay algo que sí debemos reconocerle a Bours:

Es muy firme en sus decisiones, por lo que ha hecho cosas por demás sorprendentes.

En el 2006, cuando se libraba la lucha constitucional por la Presidencia de la República y que ya existía en nuestra entidad el tristemente recordado “PRI Sonora”, el entonces Gobernador atendió muy forzado una visita del candidato priista, Roberto Madrazo Pintado, a quien -a puerta cerrada en su residencia de Ciudad Obregón- le hizo ver que las encuestas no le favorecían y que por ese motivo perdería en la votación.

Luego de que Bours tampoco permitió que les tomasen la foto juntos (porque lo despidió por dentro de la puerta principal de su residencia), dichas predicciones de derrota le resultaron ciertas porque en los números finales de la elección Presidencial, el panista Felipe Calderón le ganó por medio punto al izquierdista Andrés Manuel López Obrador; mientras que Madrazo Pintado finalmente quedó en tercero y cavó su tumba política, ya que desde entonces no ha vuelto a figurar en la vida pública.

Ya para el 1 de diciembre del 2006 y al registrarse la atropellada toma de protesta de Calderón Hinojosa en el Congreso de la Unión, trascendieron los reclamos y el zafarrancho de la izquierda mexicana por el supuesto fraude electoral en contra López Obrador, destacando en ese evento la “voluntaria” iniciativa del entonces diputado federal panista, Luis Serrato Castell, al figurar como guarura del nuevo Mandatario de la Nación.

Eso le sirvió al ahora coordinador de la Fracción Parlamentaria del PAN, incluso, para que posteriormente fuera nombrado como Delegado Estatal en Sonora de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT); puesto en el que a pesar de no conocer tanto el tema, no estuvo tan peor como hoy se encuentra Javier Hernández Armenta, quien ha hecho mucho dinero pese a tantas muertes que se han registrado en la carretera de cuatro carriles.

Pero en fin…

A como siguen las cosas en México y sobre todo en Sonora, es probable que de un momento a otro el ex priista Abel Murrieta (porque ya renunció al Tricolor) se convierta en el candidato del PAN a la Alcaldía de Ciudad Obregón, donde es apoyado por la familia Bours y varios grupos del sector productivo del Valle del Yaqui.

Por lo pronto y en lo que ha trascendido durante este domingo 4 de marzo en el sur de Sonora, Shirley Vázquez y un grupo de panistas que se desgarraban las vestiduras por Guillermo Padrés y todo lo que fuera azul, se cambiaron de partido y ahora pertenecen a Morena y pretenden beneficiarse de la corriente popular que trae Andrés Manuel López Obrador.

Dicha ingratitud de Shyrley Vázquez (ya que fue Sub Secretaria de la SEC y Diputada Local) y demás compañeros, se confirmó este domingo en un evento celebrado en Huatabampo y ante la presencia del dirigente estatal de Morena en Sonora, Alfonso Durazo Montaño.

A pesar de tantos escándalos y sucesos políticos que nos han sorprendido, nos queda claro que esto apenas empieza.     

                     000000000000000000000000000000000000000000000000000

Siempre he estado de acuerdo en que los estudios solamente quitan la ignorancia, pero no quitan lo pen…itente.

El hecho de que haya funcionarios encumbrados en cualquiera de los Tres Poderes, no quiere decir que sean los mejores de nuestra sociedad, o que sean los menos peores.

Las influencias del dinero, el poder y la corrupción, entre muchas otras cosas, han llevado a que en México existan funcionarios y/o servidores públicos ignorantes y carentes de sentido común en puestos claves.

Y me refiero a cualquier nivel de gobierno y/u origen partidista.

Este comentario lo traigo a colación porque la semana pasada en la Cámara Alta del Congreso de la Unión, la senadora del PAN, Sonia Rocha Acosta, presentó una iniciativa para reformar la Constitución Mexicana y fundamentar como requisito que para ser Legislador se debe de contar con el nivel académico universitario, estar titulado y tener la cédula profesional.

“La educación superior nos abre diversos panoramas para poder comprender mejor las necesidades de los mexicanos y con ello poder poseer soluciones eficaces y eficientes en cuanto a diferentes rubros de la sociedad, tanto científicos como sociales que hoy se requieren”, dijo la Senadora.

Ubicando esta situación en Sonora, vaya casos que hemos visto en el Congreso del Estado y hasta en el Poder Ejecutivo de los tres niveles, con servidores públicos que lejos de no contar con estudios y título profesional, carecen de sentido común y hasta tienen actitudes déspotas que incluso han comprometido a sus superiores.

De aprobarse esta iniciativa de la senadora Rocha Acosta, sería bueno que se armonizara con la LXI Legislatura, ya que hemos visto casos especiales de Diputados que incluso no saben ni leer cuando suben al pódium.

Entre muchas otras limitaciones intelectuales.

Digo…

eugeniomaderosamaniego@gmail.com

www.perspectivasonora.com

Facebook Eugenio Madero Samaniego



Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba