El plan de Morena

El Mensajero
Junio de 2018

Mensajes

Gilberto Armenta 

 

El gobierno del estado de Sonora fijó un importante posicionamiento. Basándose en datos, y en fuentes y resultados oficiales, establecieron que no se permitirá que se interprete de forma equivocada el esfuerzo en la lucha contra la corrupción, y el manejo transparente de los recursos públicos que encabezan.

Natalia Rivera Grijalva, jefa de la oficina de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, ofreció cuatro de más de diez ejemplos para sustentar lo dicho: de acuerdo al Instituto Superior de Auditoria y Fiscalización, Sonora se ubica entre los mejores diez en base a las observaciones en la revisión de las cuentas públicas; el Instituto Sonorense de Auditoria y Fiscalización en el mismo periodo; Transparencia en el Presupuesto ubica al mismo estado en el octavo mejor lugar en temas de transparencia; y por último, en la Encuesta Nacional de Impacto Gubernamental de Inegi, el gobierno sonorense pasó del 14 peor lugar en percepción de corrupción, a estar entre los 7 mejor calificados en ese tema.

Luego vino la sentencia contra quien haya leído, interpretado o deliberadamente haya dicho mal los datos anteriores, cuando la jefa de la oficina del Ejecutivo dijo que no se permitiría que el esfuerzo y trabajo de cientos de funcionarios estatales por combatir la corrupción en benéfico de los sonorenses, sean desacreditados a base de mentiras.

La respuesta de quienes se hayan sentido aludidos fue inmediata. Lilly Téllez, aprovechando el marco de su reunión con miembros de la Canacintra en Hermosillo, solo dijo que el gobierno del estado desmentía la información que ella tiene del Inegi y arremetió con la misma retórica: Sonora es el estado más corrupto.

Alfonso Durazo Montaño, en el mismo evento, alimenta la posición de encono de su compañera de formula para hacer una relatoría sobre las posiciones que México, dijo él, ha ido escalando en corrupción.

Sumado a esto, Adolfo Salazar Razo, representante de la coalición Juntos Haremos Historia ante el Instituto Estatal Electoral, anunció que se había presentado una denuncia contra la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y el Partido Revolucionario Institucional, argumentado que el programa social Tierra por Piso no les garantiza a ellos, los de Morena, equidad en la contienda electoral en curso. En su guion, Salazar Razo no señala a un solo candidato del PRI ni de los partidos en coalición con el mismo, como quienes estén aprovechando la promoción y la entrega de recursos del programa social en mención. La suya fue una intervención directa, tope donde tope, contra el gobierno del estado y su mandataria.

En sumatoria, no resulta difícil entender la intención de Morena y que ya está en operación sin importar los resultados de la elección: desacreditar al gobierno estatal y sus acciones a favor de los sonorenses, y descalificar a la gobernadora Claudia Pavlovich en todas las líneas posibles.

En esta primera acción, el partido Morena en Sonora toma la bandera de la corrupción para lanzar su primera embestida, y la sazona con el tema de un noble programa social como el de Tierra por Piso. Pronto, y antes del día de la elección, buscaran meter el tema de la vivienda, o el de pavimentación, o el de apoyos a la educación o el que usted pueda tener en mente.

Y después del 01 de julio, la guerra contra el gobierno estatal de Sonora será permanente desde todos los frentes que les sea posible abrir.

Alfonso Durazo Montaño y María Lilly del Carmen Téllez García, desde donde les toque estar después de estas elecciones, serán los protagonistas de este ataque frontal. Ambos tienen puesta la mira en la gubernatura de Sonora, y al menos para Durazo Montaño, la elección del 2021 ya está en ciernes.

El gobierno de Claudia Pavlovich ya acomodo sus brazos en señal de defensa, pero eso no le impidió a la gobernadora seguir trabajando.

Sin tomar en cuenta el infausto repique de los tambores de guerra de Morena, ella anunció en Nogales más de 3 mil millones de pesos ya invertidos en educación, y acompañada por el Secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella y el subsecretario de Salud, Félix Higuera Romero, entregó en el CECyTES 1 más de 6 millones de pesos en obras más un millón y medio para una cancha deportiva. Entrega además veintiséis mil becas de primaria y secundaria y constata la operación de la Feria de la Salud.

Importante subrayar que el único candidato electoral presente fue Cuauhtémoc Galindo Delgado, alcalde panista de Nogales que busca la reelección.

Este trabajo continuo por todo Sonora es lo que tiene nerviosos e incómodos a Alfonso Durazo Montaño y a Lilly Téllez, y por eso su intención de convertir a Sonora en botín político y electoral. Para los dos, esto apenas inicia.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16




Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba