Los pulpos pueden quedar ciegos debido el cambio climático

La cantidad de oxígeno disponible para los invertebrados marinos puede ser mucho más importante para su visión de lo que se pensaba anteriormente


El Mensajero

Sábado 18 de mayo de 2019


¿Tenemos algo en común con los pulpos? Ya sea que camines en dos patas o nades en el mar con ocho tentáculos, convertir las partículas de luz en información visual es un trabajo difícil que compartimos, pues nuestros ojos dependen del oxígeno para que podamos ver.

 

Aunque no enfrentamos los mismo problemas. Según una investigación reciente, la cantidad de oxígeno disponible para los invertebrados marinos como los calamares, cangrejos y pulpos puede ser mucho más importante para su visión de lo que se pensaba anteriormente.

 

MENOS OXÍGENO, PEOR VISTA


En este estudio se observó una caída significativa en la actividad retiniana en cuatro especies marinas (dos cangrejos, un pulpo y un calamar) cuando los animales estuvieron expuestos a ambientes con poco oxígeno durante tan sólo 30 minutos.

 

Para algunas especies, incluso una caída minúscula en los niveles de oxígeno resultó en una pérdida de visión casi inmediata. Esto eventualmente causó una ceguera casi total antes de que el oxígeno volviera a activarse.


Según la autora principal de la investigación, Lillian McCormick, alguna forma de discapacidad visual puede ser una realidad cotidiana para estas especies.

 

MIGRAN ENTRE LA SUPERFICIE ALTAMENTE SATURADA DE OXÍGENO Y LAS PROFUNDIDADES DEL OCÉANO (BAJAS EN OXÍGENO) DURANTE SUS RUTINAS DIARIAS DE ALIMENTACIÓN.

 

A medida que los niveles de oxígeno en los océanos continúan disminuyendo en todo el mundo —debido al cambio climático—, los riesgos para estas criaturas podrían intensificarse.

 

EXAMEN ÓPTICO


En el desarrollo del estudio se investigó al calamar opalescente (Doryteuthis opalescens), el pulpo de dos puntos (Octopus bimaculatus), el cangrejo atún (Pleuroncodes planipes) y el cangrejo gracilis (Metacarcinus gracilis).

 

Todas estas especies son del Océano Pacífico, en el sur de California, y participan en una rutina diaria de buceo conocida como migración vertical. Por la noche nadan cerca de la superficie para alimentarse. En el día descienden a mayores profundidades para esconderse del sol y los depredadores.

 

A medida que migran hacia arriba y hacia abajo en el agua, la disponibilidad de oxígeno cambia dramáticamente.

 

El océano está lleno de oxígeno cerca de la superficie, donde el aire y el agua se encuentran. Y está mucho menos saturado de oxígeno a 50 metros debajo de la superficie.

 

Para averiguar si estos cambios diarios en el oxígeno afectan la visión de los animales, los investigadores colocaron pequeños electrodos en los ojos de cada una de sus especies de prueba. Estos electrodos registraron la actividad eléctrica en los ojos de cada especie cuando sus retinas reaccionaban a la luz.

 

PULPOS, CANGREJOS Y CALAMARES ENFRENTAN UN MISMO PROBLEMA


Cada animal se colocó en un tanque de agua y se les hizo mirar una luz mientras el nivel de oxígeno del agua disminuía constantemente. Los niveles cayeron desde un 100 % de saturación de aire (niveles de oxígeno que esperaría encontrar en la superficie del océano) hasta aproximadamente un 20 % de saturación (más bajo de lo que experimentan actualmente).

 

Después de 30 minutos de esta condición de bajo nivel de oxígeno, los niveles de oxígeno se incrementaron de nuevo al 100 %.

 

Cada una de las cuatro especies mostró una tolerancia ligeramente diferente. Pero todas tuvieron un golpe notable a su visión cuando se expusieron al ambiente de bajo oxígeno.

 

En general, la actividad retiniana de cada uno se redujo entre 60 % y 100 % en condiciones de bajo oxígeno. Algunas especies, particularmente el calamar opalescente y el cangrejo gracilis, demostraron ser tan sensibles que comenzaron a perder su visión tan pronto como los investigadores comenzaron a disminuir el oxígeno en el tanque.

 

La buena noticia es que la pérdida de visión no fue permanente. Después de aproximadamente una hora de regresar a un ambiente de oxígeno completamente saturado, todos recuperaron al menos el 60 % de su visión, con algunos recuperándose totalmente.

 

SEREMOS RESPONSABLES DE CUALQUIER DAÑO


La pérdida de oxígeno inducida por el cambio climático, junto con fuerzas naturales como los patrones de circulación del viento y el agua, podría hacer que las criaturas más vulnerables pierdan su visión cuando más la necesitan.

 

Los animales en riesgo podrían volverse menos efectivos en la caza cerca de la superficie y convertirse en víctimas fáciles para sus depredadores.

 

Sin embargo, se necesita más investigación para determinar la cantidad de pérdida de visión relacionada con el oxígeno que realmente hiciera a estas criaturas cometer errores potencialmente dañinos.

 

«Si me saco las lentes de contacto en casa y camino, me podría tocar el dedo del pie, pero me las arreglaré»,dijo Lillian McCormick.


Fuente: Muy Interesante

Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba