Cigarro electrónico explota y daña mandíbula de adolescente

Un adolescente de 17 años, de Nevada, EE.UU., se vio gravemente afectado cuando un cigarro electrónico le explotó en la boca, dejándole numerosas heridas e incluso una fractura de mandíbula, según un informe de la revista médica The New England Journal of Medicine.


El Mensajero

Sábado 06 de julio de 2019

 

Una adicción explosiva

El adolescente llegó a la sala de emergencias dos horas después del accidente, según el reporte publicado. El paciente tenía heridas extensas en la boca, varios dientes perdidos y una fractura en la mandíbula inferior, dijo la Dra. Katie Russell, cirujana pediátrica de traumatología en la Universidad de Utah y en el Primary Children’s Hospital de Salt Lake City, quien atendió al paciente.

Russell decidió compartir el caso para advertir a las personas sobre los peligros de los cigarros electrónicos y el vapeo.

«Cuando conocí a este paciente, no tenía idea de que un cigarro electrónico pudiera hacer esto. Se necesita mucha fuerza para romper su mandíbula», dijo Russell.

Una intervención complicada

Los médicos necesitaron quitar varios dientes de la boca del adolescente porque sus cuencas habían sido destruidas, dijo Russell a The New York Times. El niño también necesitó que le colocaran una placa dental debajo de las encías inferiores para estabilizar su mandíbula.

De acuerdo con el periódico neoyorkino, Kailani Burton, la madre del joven, dijo que de repente escuchó el sonido de una explosión en otra habitación de la casa y luego su hijo, Austin Adams, inmediatamente corrió a la sala con la boca ensangrentada.

Sin embargo, el proceso de curación no fue fácil: Austin tuvo que conseguir aparatos y placas temporales en sus mandíbulas. Durante seis semanas se le tuvo que cerrar la mandíbula y se le cosió la línea de las encías. Afortunadamente el adolescente se recuperó de sus heridas.

Tener precaución

Ha pasado más de un año desde el incidente, y durante ese tiempo, han salido a la luz varios informes de explosiones de cigarrillos electrónicos. En febrero de 2019, un hombre de 24 años en Texas murió luego de que una pluma de vape explotara en su cara y le rompiera una arteria importante en el cuello, informó CNN.

Las explosiones de este sistema electrónico inhalador parecen ser raras, pero son muy peligrosas, según la Administración de Drogas y Alimentos (FDA). La causa exacta de estas explosiones no está clara. En el caso de Adams, el dispositivo estaba en buenas condiciones y no había mostrado ningún problema antes de la explosión, dijo Russell para The New York Times.

Un informe en BMJ el año pasado, utilizando datos de varias agencias federales, encontró que hubo aproximadamente 2,035 explosiones de cigarrillos electrónicos y quemaduras en los Estados Unidos desde 2015 hasta 2017.

 

Fuente: Microsoft News


Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba