¿Porque se recomienda que las mascotas no laman la cara?


El Mensajero

Miércoles 04 de diciembre de 2019

Noticias

Tengamos en cuenta que nuestra mascotas llevan estilos de vida muy diferentes. Por eso, el que laman la cara es una práctica común que puede implicar riesgos para la salud, afirma Nayeli Xochiquetzal Ortiz Olvera, de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

En un comunicado, la gastroenteróloga reconoció que no todas los microorganismos que los animales transmiten a las personas causan enfermedad, pero algunos sí deben considerarse de cuidado, como Campylobacter jejuni; Helicobacter heilmannii (H.H.) y pylori (H.P.), además de Toxocara.

Asimismo, las bacterias transmitidas por las mascotas, aunque no son letales, sí producen inflamación crónica en el estómago, dolor abdominal, diarrea, fiebre, e incluso afectan órganos como hígado y pulmones.

Los perros devorarán cosas que no comerías por dinero. Se lamen sus propios genitales. Asoman sus rostros sobre los desechos de otros animales, entre otras acciones.

Sus cuerpos están equipados para manejar este estilo de vida, pero el nuestro puede no serlo, y esa es realmente la conclusión. La boca de los perros a veces contiene bacterias y parásitos que pueden enfermar a los humanos cuando lamen la cara.

En el caso de H. heilmannii, los humanos sólo son portadores, pero no les provoca daño; en animales sí origina afecciones estomacales como inflamación, vómito y diarrea, y la adquieren vía fecal-oral.

Al referirse a Campylobacter, Ortiz Olvera indicó que se manifiesta en el humano con dolor abdominal, fiebre y diarrea, que puede complicarse con deshidratación; su periodo de incubación es de horas a días y puede tardar meses en manifestarse.

¿QUÉ PRECAUCIONES SE PUEDEN TOMAR?

Jesús Marín Heredia, jefe del Departamento de medicina, cirugía y zootecnia para Pequeñas Especies, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ), recomendó:

Llevar a las mascotas con un especialista cuando tienen vómito, diarrea y dolor abdominal. Evitar que laman la cara cuando están enfermos. No dejar que las mascotas nos laman la boca o los ojos, a fin de evitar conjuntivitis o alguna otra infección severa

“Esto no significa que si un perro lengüetea a su dueño le provocará cáncer o linfomas, pero tener un animal de compañía representa una responsabilidad importante, y para evitar problemas se les debe procurar una buena vivienda, alimentación, higiene y atención médica”, apuntó el especialista.


Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba