¿Por qué destituyeron a Pedro Pablo Chirinos?

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

Pedro Pablo Chirinos Benítez fue, hasta el día 09 de julio de 2020, el vicefiscal contra delitos electorales en el estado de Sonora, ya que fue removido de ese cargo por instrucción de la fiscal Claudia Indira Contreras Córdova, ejerciendo una facultad que la propia Constitución le otorga para eso.  

Los motivos oficiales de esta remoción poco a poco se irán dilucidando, en la medida remecida que la transparencia y la confidencialidad lo permitan.

Pero hacer un análisis propio, en base a un contexto general de información, resulta sencillo:

El nombramiento de Chirinos Benítez sorprendió a muchos, a unos por considerarlo parte de grupos afines al panismo y al padrecismo, a otros por ver en él a un critico contumaz de Claudia Pavlovich Arellano cuando ella fue la candidata del PRI a la gubernatura, y a otros por haber supuesto que la carrera politica de este había concluido en Sonora, y que debía regresar a su estado natal, Veracruz.

En este torbellino de opiniones, a Chirinos, como se le conoce habitualmente al ahora ex fiscal electoral, se le relacionó primero con el grupo que durante el padrecismo encabezaron Sergio Gutiérrez Luna, Moisés Gómez Reyna y Luis Serrato Castell, a quienes se les atribuye haberlo trasladado desde Veracruz, para representar al PAN en el Instituto Estatal Electoral.

Después fue relacionado con quienes se convirtieron en sus principales promotores ya en territorio sonorense, y que durante ese mismo tiempo mantuvieron el control político del mismo partido arriba mencionado: Alejandro López Caballero y Carolina Lara Moreno.

Se dice con insistencia que conforme Chirinos Benítez avanzaba con los apoyos de los dos grupos, iba al mismo tiempo traicionando acuerdos, intereses grupales y lealtades, para ir armando su propio capital de influencia politica y negociación partidista.

En los intereses que los grupos partidistas han mostrado siempre por impulsar a los propios para ocupar cargos en la nomenclatura estatal, con especial interés en los que tengan que ver con transparencia, como el Instituto Sonorense de Transparencia Informativa (Istai); o con la lucha contra la corrupción, como la Fiscalía Anti Corrupción; con lo electoral, como el Instituto Estatal Electoral (IEE); o en este particular caso, con la lucha contra delitos electorales, los que representaban al PAN buscaron impulsar, como vicefiscal electoral, a los ex consejeros del IEE, Ana Patricia Briceño y a Octavio Grijalva.

Sin embargo, adelantándose a todos, anticipándose a los hechos, y aprovechando y poniendo por delante la experiencia que tiene en temas electorales, Pedro Pablo Chirinos Benítez se ganó la simpatía de todos, convenció con sus argumentos de imparcialidad y aplicación indistinta de la ley, y se convirtió en el primer vicefiscal experto en materia de delitos electorales de Sonora.

Sin embargo, desde el 14 de julio de 2017, cuando rindió protesta como tal, y a decir de los propios diputados del PRI, Panal y del PAN, también los de Morena, PT y PES, además de la diputada del MC y del PVEM, los resultados hasta el 29 de noviembre del 2018 eran nulos e insuficientes, carentes de forma. Además, se le responsabilizó de no formar parte activa como promovente de reformas electorales en temas de violencia politica de género, y como promotor de equidad ciudadana impresa en las mismas leyes electorales.

Lo anterior, por un lado, pero volvamos a los grupos politicos que lo promovieron e impulsaron en distintas etapas, solo para subrayar que, a decir de sus mismos integrantes, Chirinos Benítez los traicionó a todos, pasando por encima de acuerdos politicos que iban en beneficio de la construcción de una democracia electoral y partidista justa para todos en Sonora.

En el último semestre de su estadía como vicefiscal electoral, se le empezó a relacionar con un aspirante a la gubernatura de Sonora, con uno en particular. También con los grupos de apoyo de este aspirante, con quienes se dice sostuvo reuniones privadas, desconociéndose el motivo o fin de estas. Esta relación, por supuesto, al margen del conocimiento de Claudia Indira Contreras Córdova, la fiscal general de Sonora, y quien es la responsable directa del actuar de la vice fiscalía de delitos electorales.

En un punto toral, cuando las intenciones de estas supuestas reuniones privadas con el aspirante a la candidatura, y que arriba se mencionan, fueron requeridas para darle vista a las mismas, la personalidad dura e impositiva de Chirinos Benítez salió a relucir, y buscó imponer su autoridad, no para darle a su figura como vicefiscal electoral el espectro de imparcialidad y neutralidad, no para defender una natural y obligada autonomía de sus responsabilidades respecto a instrucciones particulares del gobierno estatal, no, no para eso, sino para dar a entender que él podía reunirse y/o pactar con quien quisiera, que tenía libertad de movimiento aunque eso se interpretara como una intención de favorecer a determinado partido político, y que no debía rendirle cuentas de su proceder a nadie, ni al poder judicial, ni al legislativo, ni al ejecutivo.

Por si todo lo anterior fuera poco, se dice también que Chirinos Benítez hacía referencia a la Claudia Indira Contreras como una fiscal ilegitima, y que sin dificultad alguna se podía desconocer su nombramiento, y promover una nueva convocatoria para ese cargo.

Resumiendo, y en un ejercicio de quien escribe, Pedro Pablo Chirinos Benítez fue removido como vicefiscal electoral por pérdida de la confianza en el ejercicio de su cargo, al no aclarar la veracidad o no de sus reuniones particulares con aspirantes politicos, por promover la discordia al interior de la fiscalía general, y por su falta de resultados.

¿Qué sigue?

La fiscal general tiene la facultad de nombrar, libremente, al sucesor, que seguramente saldrá de entre Sergio Cuellar, Octavio Grijalva, Raúl Ramírez Ramírez, Daniel Núñez Santos, y Andrés Montoya, además de otros que podrían irse sumando.

Estaremos pendientes., por lo pronto, sigamos la ruta a seguir de Pedro Pablo Chirinos Benítez, que posiblemente se convierta en el representante ante el IEE de ese partido con el que sostuvo reuniones privadas, o en operador político de ese aspirante con que platicó en varias ocasiones. Al tiempo.

 

Gracias por la lectura, puede seguirme en @mensajero34 y facebook.com/gilberto.armenta.16 además como MensajeroRed en todas las redes sociales

Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba