¿Están pactando los aspirantes a la gubernatura?

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

Los pactos políticos entre fracciones adversas son siempre de mala fe, aunque sean convenientes

JOHN WILLIAM COOKE

Alfonso Durazo Montaño no puede cantar su candidatura como él y su grupo quisieran. Su aspiración es genuina, sólida si usted quiere, pero sorpresivamente no es apoyada por todos los grupos de poder al interior de Morena. Y están exactamente igual Ernesto Gándara Camou por el PRI, Antonio Astiazaran Gutiérrez por el PAN, y Ricardo Bours Castelo por el MC.

Pero consideremos ese escenario, en él que el aún secretario de seguridad se alza con esa candidatura tan deseada, y veamos algunos puntos que públicamente se empiezan a manejar.

Primero, hay quienes pretenden afirmar, sin argumentos sólidos, que en Morena están operando para no permitir que Ernesto Gándara Camou asuma la candidatura en el PRI, argumentando que el borrego es el único perfil que podría ganarle al oriundo de Bavispe. Lo único cierto aquí es que Gándara Camou y Durazo Montaño están en empate técnico en las encuetas internas que el PRI y Morena están aplicando, pero a un año de la elección, Pedro Ángel Contreras López, el otro aspirante del PRI, podría meterse en la misma numerología. Y es que mire, no es que a Morena le preocupe enfrentarse al borrego Gándara, o a el ex director del Isssteson, o a Sylvana Beltrones Sánchez, o a quien vaya finalmente a ocupar la candidatura tricolor, lo que le preocupa a Morena es que, primero, Alfonso Durazo consiga esa candidatura, y segundo, que le vaya a alcanzar para ganar la gubernatura.
¿Esta Morena pactando para descarrilar al borrego? ¡No! Morena esta ocupadísimo tratando de no descarrilarse ellos como partido. A estas alturas, tratar de inferir en la decisión que el PRI vaya a tomar rumbo al 2021 es impensable, porque no tienen el acercamiento suficiente con ese partido para hacerlo. Tampoco tienen elementos de negociación o de presión para intercambiar cartitas con ellos. Muchos dicen que una de esas cartitas es el séptimo año de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y su gabinete, y que la gubernatura ya está pactada a cambio de olvidarse del claudillismo para siempre después de junio del 2021. ¡Bah! Para empezar, Morena no se caracteriza precisamente por ser un grupo político que sepa orquestar ese tipo de pactos de alto nivel, seguido de eso, no tiene fama de saber respetar los que signan, y sostenerse en ellos. ¿Ustedes creen que el gobierno estatal saliente, negociaría impunidad y protección futura, sabiendo que acostumbran a olvidarse, de un dia para otro, de los acuerdos pactados? ¡Claro que no! Además, y que finalmente es lo único que importa, no hay absolutamente nada en el tema de corrupción, que Morena le pueda echar en cara a esta administración estatal, como para buscar negociar la rendición de la gubernatura con X o Y candidato en el 2021. O dígame usted, ¿a que funcionario estatal han denunciado, los de Morena, por corrupción? ¿A qué secretaría de gobierno o dependencia estatal están investigando por irregularidades en su operación? ¡A ningún funcionario ni a ninguna instancia de gobierno!

Segundo, dicen, los que presumen de saberlo todo, que Alfonso Durazo Montaño esta mandando carretadas de dinero a Sonora para financiar y pactar por adelantado su candidatura, para estructurar su plataforma electoral, y para conquistar voluntades afines a él. Falso de toda falsedad. Yo puedo decirle, con toda asertividad, que Durazo Montaño no acostumbra a operar políticamente con dinero, no se si lo esté haciendo ahora con cartera de influencias, promesas futuras o recomendaciones, pero con dinero, no, y menos dinero propio. Ya como candidato, si acaso consigue esa posición, será otro cantar, y seguramente los recursos monetarios fluirán como la grana, pero de momento, egresos no hay, tampoco sé si hay ingresos ni de que origen, pero egresos, definitivamente no.

Por último, aquellos que hablan de pactos escabrosos entre los aspirantes de todos los partidos, de coaliciones imposibles entre estos, de ganarle a uno u otro si pactan un “todos unidos contra”, de las relaciones de Durazo Montaño con los del PRI, o de las del borrego con el PAN, o de las del Toño Aztiazarán con este o aquel, de la influencia y en que sentido de Ricardo Bours y demás elucubraciones, es porque no conocen ni a Alfonso, ni al borrego, ni al Toño, ni a Ricardo. Ninguno de ellos esta dispuesto a ceder un ápice en sus aspiraciones, ni a condicionar una eventual victoria gubernamental, ni a intercambiar cartera de posiciones, ni a signar pactos de ninguna naturaleza. Una cosa es cierta en este punto, todos consideran que pueden ganar la elección en el 2021, y asi como se han desenvuelto en esa aspiración desde el 2018, asi seguirán haciéndolo de aquí hasta el dia mismo de la elección, son cuatro gallos que ya gritaron “cierren las puertas”, y van a vivir o morir con los espolones que traen amarrados desde siempre.

No se confunda usted, cada uno está caminando su propia vereda, y de aquí hasta ser finalmente los candidatos, no los veremos sentados a la misma mesa, pactando absolutamente nada.  

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16

Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba