El paradigma de la pobreza…

El Mensajero

Agosto 16 de 2021

Hermosillo, Sonora

HAY DIFERENTES TIPOS de paradigmas en este México que, cuesta baja en su rodada, nos dejan más dudas que respuestas.

El más popular entre analistas nacionales y extranjeros (pues hay toda una materia universitaria por ejemplo en Harvard cuyos impartidores o maestros o bien, a quienes dominan el tema se les conoce como mexicanólogos y abundan estudios sobre la polémica que significan las políticas públicas como paradigmas https://bit.ly/3xMZjOj  ) es el relacionado al porqué entre más se invierte en el combate a la pobreza en México, ésta crece más. Como los gremlins mojados.

Coneval, la herramienta de Amlo para contar con datos verídicos –los cuales posteriormente desmintió--, ya publicó que el número de mexicanos en situación de pobreza en 2018 fue de 51.9 millones a 55.7 millones en 2020.

Según los datos de Coneval, el porcentaje de la población en pobreza extrema se incrementó al pasar de 7% a 8.5% en el mismo lapso (2.1 millones de mexicanos). El número de personas en esa situación alcanzó los 10.8 millones en 2020. https://bit.ly/3iOTHz6  

Los chairos analistas señalan que no nos fue tan mal pues los agoreros de las catástrofes hablaron de más millones de pobres. Sin embargo, los mexicanologos dejan en claro que si se hace una comparación a lo ocurrido en EU, Brasil y Chile (el vecino, el país más grandote que México y el más progresista en AL), en estas naciones el indicador de la pobreza bajó y en México creció.

Jorge Castañeda lo explica bien al dejar en claro que al no haber ingresos en las familias provenientes de un salario laboral que lo sustente y catapulte de nada servirán los programas sociales destinados a los mexicanos en pobreza y extrema pobreza como refuerza un Héctor Aguilar Camín, pues no hay dinero suficiente que alcance ni gobierno que lo aguante al carecer de capacidad de producción pues no dejará de ser un gestor y reportador de lo recaudado.

Para darnos una idea. El ingreso mensual para una persona en pobreza extrema del ámbito urbano es de mil 702 pesos y del rural, de mil 299. ¿Qué puede hacerse con esas cantidades para subsistir durante un mes con independencia de las carencias en materia de servicios públicos?

En un programa de Foro TV se dejó en claro que por lo menos se debería de acabar con quienes se encuentran en pobreza extrema a lo que Javier Tello dejó ver que en esa nata de pobreza hacia arriba se convierte en clase media baja y abajo del suelo en pobreza extrema, el detalle es que toda esa capa se encuentra en una inestabilidad permanente que por frágil puede llegar a cambiar de posición con suma facilidad.

Se deja en claro que son varios los factores que deben intervenir, no solamente la sustentabilidad del ingreso laboral, sino también las políticas públicas dedicadas al desarrollo y crecimiento pero aplicadas correctamente o bien embonadas; también hay factores extremos como el ingreso de los envíos de las remesas de los paisanos aunque en el espectro global repercute mínimamente en el combate a la pobreza.

Eso sí, lo que más daño le ha hecho a este país y que ha generado tanto pobre, ha sido desde la política volátil de no apoyar a las empresas durante la pandemia y el manejo del llamado austerosuicidio, hasta el hecho de que no empataron los tiempos de destrucción y construcción de instituciones.

Por ejemplo, decidió Amlo destrozar el seguro popular dejando sin este beneficio a 20 millones de mexicanos, pero la bronca fue que no tenía listo o creado el Insabi, mismo que fue tomando forma al paso de los meses, pero de hecho y a la fecha no cuenta con reglamentos de procedimientos, y entre que se desaparece, aparece el otro y la furia del presidente para que se hicieran rápido las cosas, ¿qué ocurrió?, millones de mexicanos se quedaron en el limbo, sin el servicio y ese indicador no lo tienen, ergo, fueron a caer al modelo de pobreza.

En educación lo mismo. Durante el pasado ciclo escolar cinco millones de mexicanos entre tres y 29 años de edad no se inscribieron en el ciclo escolar https://bit.ly/3iOxT6z   indicador que ya sabe a dónde va a ir a parar.

¿Seguridad?, ¿otros servicios públicos como agua, luz, pavimento y todos aquellos indicadores que hablan de avance y desarrollo en el ciudadano?... pues ahora, con Amlo, las cosas han ido tan de mal en peor que la franja de pobreza aumentó y no solamente eso, vemos con tristeza y pena ajena cómo tiene que decir barbaridad y media López Obrador o desparramar soberbia líquida en frases:

 

“Me canso ganzo”, “llueve truene o relampaguee”, “los niños tendrán que correr riesgos”, “son los caminos de la vida”, https://bit.ly/3yPFAz7    y así por el estilo y es que sabe muy bien que una generación perdida será un indicador que pegará muy fuerte en sus informes sobre pobreza.

Lo más lastimoso. Hay quienes creen que con el Tianguis del Bienestar se podrá erradicar la pobreza, hágame usted el recabor favor. https://bit.ly/3g59BUi 

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de “CEO”, Consultoría Especializada en Organizaciones…  

Correo electrónico: [email protected]    Twitter:@Archivoconfiden     

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba