Cuidado, mucho cuidado con la CTM

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

Estos sindicatos caerán como el muro de Berlín

Esperanza Aguirre

 

Históricamente la CTM fue aliada siempre de los intereses electorales del PRI, pero también lo fue del padrecismo, y cuando el PAN ganó la gubernatura en el 2009, los priistas consideraron que la CTM estaría de su lado, pero no, esa central obrera decidió aceptar la cartera de prebendas que el padrecismo les otorgo, desdeñando al partido de sus ya no tantos amores. Luego, en el 2015, la CTM jugó su suerte entre Claudia Pavlovich Arellano y Javier Gandara Magaña. Luego, después de la victoria claudillista, Javier Villarreal Gámez le entregó a la panista Carolina Lara Morena su distrito local, porque esa jugada en el tablero lo metió a él como diputado plurinominal, dejando en el camino a la priista cetemista Rosa Isela Martínez. Ya enquistado en la curul, el líder cetemista se sintió intocable, y operó y permitió que los concesionarios del transporte y taxistas levantaran plantón frente a Palacio de Gobierno, iniciando así un enfrentamiento abierto contra el entonces secretario de gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella, y también en contra de la oficina de la gobernadora. Por eso, el todavía líder cetemista no fue nunca recibido para negociar los conflictos laborales como él está impuesto: con un pliego petitorio a favor de los trabajadores, y otro particular para él y sus allegados. Es más, nunca lo recibieron para nada.

En el 2018, la CTM se vio obligada a jugar sus fichas electorales con el PRI, porque la instrucción de así hacerlo fue dictada desde el centro del país. Los resultados al final de esa contienda no fueron buenos para el PRI, menos para la CTM, y por eso, Javier Villarreal Gámez formó en marzo del 2020 la agrupación política Alianza Progresista Sonorense, con la que intentó negociar una coalición política electoral con el PRI, el PAN, y Morena. Ninguno de los partidos aceptó el ofrecimiento, y al filo del reloj, la CTM debió hacerle campaña al candidato del PRI, refrendada en una asamblea con Ernesto Gandara Camou como invitado especial, curiosamente, en el mismo recinto donde recibieron a Alfonso Durazo Montaño, ya como gobernador electo, quien, como candidato, no aceptó hacer acuerdos de ninguna naturaleza, ni con Javier Villarreal en lo particular, ni con la CTM en lo general.

¿Por qué accede entonces, el gobernador electo, a darse ese aparente baño cetemista? ¿Cuál era la necesidad de hacerlo? La única intención de Durazo Montaño fue refrendar su triunfo electoral con los trabajadores que sabía, habían votado por él. Le cumplió a la base laboral, y no a la CTM ni a sus líderes. ¿Lo volveremos a ver en una asamblea cetemista? No, porque en los próximos seis años, el gobierno estatal que él representará, abrirá un abismo de separación entre su política laboral, y la de los intereses personales y de poder de Villarreal Gámez y su circulo rojo. No por nada, la CTM votó a favor, luego de esa reunión con el mandatario estatal electo, modificar los estatutos que regulan las re elecciones. ¿Ya no será la CTM lo que siempre fue?

¿Abandonara ADM a los trabajadores cetemistas? No, pero si se darán las oportunidades para agruparlos sindicalmente fuera de la CTM.

Con todo el corolario de antecedentes de doble juego y traiciones maquilladas, arriba descritas, de los grupos de poder cetemista ¿le conviene al gobierno estatal entrante, sentarse a la mesa con ellos? ¡Ni de locos!
Por último, las exigencias a las que la CTM está impuesta no tendrán eco, porque no veremos en el 2024 a candidatos cetemistas signados por Morena, ni veremos a este partido repartiendo posiciones con ellos, y no veremos a funcionarios estatales rindiéndole cuentas a esa central obrera.

Lo que si veremos, antes de junio de 2022, es a una CTM volviéndose en contra del gobierno estatal ya encabezado por Alfonso Durazo Montaño. Esa ha sido la naturaleza de la CTM en los últimos años, volverse sobre su propio aguijón. Tomemos nota.  

 

Gracias por la lectura. Puede seguirme en TW @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16 busque también MensajeroRed

Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba