CONGRESO CON MAYORIA FEMENIL ¡¡UN RETO Y UNA ESPERANZA!!

El Mensajero

Agosto de 2021


Será este primero de septiembre cuando el Congreso del Estado de Sonora, de apertura a un nuevo capítulo en su historia.

Primero, por reforma de ley, la LXIII (63) legislatura deberá ser instalada el primero de septiembre de este 2021, para concluir el 31 de agosto del 2024. Segundo y más importante: la mayoría de la cámara de diputados local estará integrada por 19 mujeres—10 de ellas electas por mayoría relativa y 9 de representación proporcional—contra 14 caballeros, de los cuales 10 son de mayoría y 4 de representación proporcional.

Fue en la XLI (41) legislatura local—1955-1958—en que una dama por primera vez ocupara una curul. Ella fue María Jesús Girado Ibarra, sumando de entonces a la legislatura que está por salir, apenas 67 mujeres. Para esto debieron de pasar 66 años, en los que se significaron por la presencia de mujeres la LIII (53) en 1991-94 con 6 mujeres; la LX (60) en 2012-2015 con 8 y la actual 2018-2021 con 15.

En la reforma electoral de 1993 en Sonora—LIII (53) legislatura par con el gobierno de Manlio Fabio Beltrones—se contempló por primera vez constitucionalmente la cuota de géneros, que establecía un mínimo del 30% a los partidos políticos de candidatos en cualquiera de los géneros. Lógicamente la reforma iba encaminada a que la mujer  que era el género rezagado, debiera tener por lo menos ese porcentaje en las candidaturas en competencia.

En la reforma política electoral que en 2014 promovió el Presidente Peña Nieto, se observó el principio de 50-50 en cuanto a géneros, en los derechos ciudadanos para ser votados. Posteriormente este principio constitucional fue adoptado por cada uno de los estados confederados.

Si bien es cierto tendremos un congreso con la fuerza femenina en su mayoría, también es importante subrayar que en cuanto a presidencias municipales, de 26 en el trienio 2018-2021, bajaron a 16 en el que iniciara a partir del próximo 16 de septiembre.

Me parece extraña la resistencia varonil—del macho, dijeran las feministas—para aceptar que, por muy líderes que se sientan de las fracciones partidistas con presencia en la próxima cámara de diputados local, su presencia—del varón—es minoría y por lo tanto sale sobrando que desde ya por ejemplo, anuncien a Jacobo Mendoza como el primer presidente de la siguiente legislatura. ¿Será que veremos un primer acto de feminidad—de acuerdo a los que hubo de caballerosidad—también, como primera acción de la legislatura en tema?

Se vislumbra entre las futuras diputadas mentes brillantes que acepten de entrada el tamaño del reto. No creo que este sea un cambio para seguir igual. De entrada, espero que el compromiso sea con Sonora y no con el partido que les concedió la oportunidad de ser candidatas. Los partidos políticos no siempre son hermanas de la caridad que conceden o dan. En este caso ellos por obligación legal necesitan de las mujeres y que bueno que así sea.

Los mexicanos nos caracterizamos por las formas de hacer política. En el caso de el cargo público otorgado por la ciudadanía, lo convertimos en proyecto electoral del futuro inmediato, en lugar de un compromiso social para caminar a mejores estaciones en el desarrollo de las comunidades.

De las damas, profesionistas, maestras, comerciantes, madres, esposas, hijas que lo son antes de Diputadas; se espera mucho. La expectativa que despierta esta novedad esta alta de miras. Por lo pronto a hacer buen gobierno. Las próximas elecciones en 30 meses se atienden.

Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba