En que sociedad nos hemos convertido

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta


Hay gente que cree que todo cuanto se hace poniendo cara seria es razonable. 

Georg Ch. Lichtenberg

La apertura de la frontera con Estados Unidos es una acción nada relevante para la política estatal. Digo, un sector de la sociedad sonorense podrá volver a hacer sus compras del otro lado del cerco divisorio, como lo hacían antes. Otro sector, el “fayuquero”, retomara la actividad económica que por generaciones ha sido el sustento de sus familias. Otros echarán gasolina “gringa” de nuevo, unos más ya planean, como muchas veces antes de la pandemia sus vacaciones decembrinas en Mont Lemon. Y para este día de acción de gracias, próximo a celebrarse, ya podrán degustar, como siempre, de un pavo de crianza estadunidense.

Mire, entienda usted algo, la frontera se cerró porque una emergencia sanitaria así lo exigió, no por un acto de guerra o racismo. Esa misma frontera se vuelve a abrir porque la emergencia sanitaria, aunque vigente aun, ya no representa el mismo riesgo que antes.

¿Dónde está la espectacularidad como para que decenas de medios estatales y locales, en Sonora, hayan decidido darle “cobertura” al hecho, como si del primer viaje de México al planeta Marte se tratará?

Como periodista y columnista respeto mucho la labor de mis compañeros, pero no me deja de llamar la atención que algo tan simple y llano, les haya ocupado agenda de esa manera.

La locura fue convertir a una familia de Hermosillo en celebridad de un día, solo por ser la primera en cruzar la línea hacía Nogales Arizona, y hacer lo mismo con una despistada mujer, residente de una populosa colonia de Nogales, solo por ser la primera persona en cruzar caminando al mismo destino.

Pero sabe, es tal la monotonía, el hartazgo social post pandemia, y el temor por los niveles de inseguridad, que cualquier pista, de cualquier circo, nos resulta espectacular y diferente. Hay tal incertidumbre ante esta política nacional, estatal y local, que el sonorense lo que quiere es escapar por cualquier puerta, y los medios de comunicación nos hemos encargado de eso, de mostrarles el camino a esa puerta.

Fue todo un reality show, que al menos, nos dio de que hablar sin lamentaciones. Pero faltó darle cobertura a la primera compra confirmada en cualquier comercio arizonense, al primero que regreso de aquel lado, al lado mexicano. Nadie informó cuantas hamburguesas vendió el McDonald’s, o cuantas “chacharas” vendidas reportaron los chinos. Como dijo aquel finado y elegante comediante ¿Qué nos pasa?

Y en temas reales, el gobernador Alfonso Durazo Montaño sigue armando el cerco con el que se sostendrá la lucha contra la delincuencia, y con el que se abra de abatir la inseguridad en Sonora.

La entrega de unidades policiacas equipadas a la Fiscalía General de Justicia, que encabeza Claudia Indira Contreras, además de un edificio para operaciones de investigación, es un tema como para un análisis sobre lo que en cuanto a investigación del crimen se está gestando en Sonora.

Y es que, el gobierno estatal continua con esa agenda, la que representa darles a las fuerzas policiacas de la entidad, los elementos para que, en adelante, se les pueda exigir enfrentar a los que se han acostumbrado a delinquir impunemente en las calles.

Lo he dicho en columnas anteriores sin empacho alguno: los tres niveles de gobierno no han cumplido en el establecimiento de la paz, todavía.

Pero se debe entender, que el sistema de seguridad en Sonora tiene que trabajar en el área operativa, pero también debe hacerlo en lo preventivo. Pero más importante, debe cumplir con el trabajo estructural, que es lo que le dará forma a lo preventivo y lo operativo.

Pero, miremos un poco por encima del cerco. En junio del 2021, luego de que Morena ganó la elección a la gubernatura, muchos consideraron que la presencia de la fiscal Claudia Indira Contreras estaba ya en conteo regresivo, y que su renuncia, sería obligada.
Es evidente que el gobernador entiende que trabajar con ella, ha sido una de sus mejores decisiones. La función de la FGJE debe estar en marco jurídico preciso, los resultados deben darse en estricto apego al nuevo sistema de justicia penal que, ante un minúsculo error, le puede dar la libertad a sendos criminales, y la fiscal está garantizando todo eso.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en TW @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16 busque también MensajeroRed

Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba