Las facetas de la minería en Sonora

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

La ignorancia de la clase política hace tambalear a la minería

Mario Capello

 

El Ing. Ramón Luna Espinoza, presidente de la Asociación de Ingenieros en Minas, Metalurgistas y Geólogos de México A.C. Distrito Sonora (Aimmg), fue el invitado a La Mesa Cancún este miércoles 17 de noviembre, y puso sobre la mesa temas que, sobre minería, o poco se sabe, o poco se habla.

La primera impresión que todos tenemos sobre esta actividad es que es una de ecocidio, de afectación al medio ambiente, de despojo de tierras, de explotación de recursos naturales, de sindicalismo injusto, y lo peor, de traición a la patria, pensando que todas las tierras que se explotan, están en manos de extranjeros.
Pero, a decir del Ing. Luna Espinoza, nada de eso es verdad, aunque si reconoce que la actividad misma representa afectar al ecosistema, porque se tiene que manipular la tierra, pero que es la industria minera misma, la que más trabaja por reponer lo que se afecta.

Mire, algo es real y cierto, la única forma de evitar afectaciones al medio ambiente, es cerrar esa actividad de forma total y permanente. Pero, eso resulta impensable. ¿Se imagina usted que se cierren las minas de cobre en Cananea y Nacozari? ¿Las de oro en los rumbos del desierto de Altar? ¿Qué le parece si dejamos de hablar del litio? Difícil ¿verdad?

Además, y retomando el tema como uno de obligada actividad, se debe entender que todo lo que sucede en el mundo, es gracias a que algún tipo de mineral se extrajo a través de la minería, y así su vehículo, celular y enseres domésticos funcionan. Para que las cirugías médicas puedan llevarse a cabo, para que la ropa que usted viste y el calzado que calza, se puedan elaborar. ¡Vaya, hasta para que el alimento que consumimos tenga sazón!

Pero yo quiero hablarle ahora de lo que sucede detrás de la minería.

Y empecemos con el tema de seguridad, que nos afecta a todos, y también a las empresas que se dedican a esto. Y es que, para nadie es desconocido que los embarques de materiales, particularmente aquellos de alto valor como el oro, son tomados por grupos delincuenciales que interceptan los cargamentos. Y el Ing. Luna Espinoza dijo algo cierto: los trabajadores mineros de todos los niveles también forman parte de la sociedad, y también merecen que las autoridades hagan algo al respecto, porque, y aunque él dijo no saber nada al respecto, es un secreto a voces que las minas deben pagar derechos de piso y de paso.

Otro tema importante es el del Derecho Minero, y es que antes de que una mina opere, deben transcurrir años de negociaciones, en las que se involucran las empresas, los ejidatarios y la población, y el gobierno de los tres niveles. Los abogados que se especializan en esa rama del derecho, la del minero y ejidal, juegan un papel preponderante, porque se convierten en especialistas de la negociación, la conciliación y en el de la concertación de acuerdos, buscando el beneficio mayor para todas las partes.

Y mire, y en un tema que debe interesar a los universitarios, de todas las carreras: la industria minera ocupa no solo de geólogos, mineros y metalurgistas, sino también de abogados, médicos, mercadólogos, comunicadores, ingenieros civiles y arquitectos, comunicadores, sistemas computacionales, ventas, y nombre usted el resto de carreras.

Por otro lado, y para concluir con un tema político. En Sonora viene la explotación del litio, que debe, a como de lugar, generar beneficios y ganancias mayores en nuestro estado. No se puede permitir que, con la explotación de ese mineral, suceda lo mismo que con el cobre y el oro, cuyas ganancias casi totales, se van más allá de nuestras fronteras.

El gobierno federal esta imponiendo una ley de federalización de obra pública a partir del 2022, en Sonora. Y se sabe de la intención de nacionalizar por completo la explotación de litio.

Consideremos en este punto algo, y que tiene que ver con las obras diversas anunciadas para Sonora: ya la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Sonora se quejó, acremente, de que las empresas constructoras locales no están siendo consideradas en las licitaciones de todas esas obras públicas anunciadas para el estado, y que son constructoras foráneas las que vienen a establecer sus reales.

Si nos descuidamos, nos va a pasar lo mismo con el litio, y con el argumento del patriotismo, serán los de fuera, los que vengan a despojar a los de adentro. Seguiremos con este tema en futuras ediciones.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en TW @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16 busque también MensajeroRed

 

Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba