Dice que se llama Larissa

¿Qué haces con tu vida?, ¿hacía dónde quieres llegar?, ¿estás feliz con lo que has hecho?

 


El Mensajero

Jueves 27 de Junio de 2019


Por: Larissa Armenta

 

Durante varios meses del 2017 experimenté diversas situaciones que me hicieron replantearme hacia dónde estaba llevando mi vida.

 

¿Quién es Larissa para mi?


Esa fue la pregunta con la que inicie el año, 2017, estaba a 2 semestres de concluir con mis estudios universitarios, ya tenía un buen trabajo (económicamente hablando) y estaba en vísperas de comprar un vehículo. Todo parecía ir bien, pero entonces miles de preguntas se anidaron en mi mente… ¿qué haces con tu vida?, ¿hacía dónde quieres llegar?, ¿estás feliz con lo que has hecho?

 

No estaba segura de si cada pregunta tenía su respectiva respuesta, así que en lugar de estresarme con mis propios pensamientos (como normalmente lo hago) decidí experimentar cosas nuevas que llenaran mi memoria de buenos recuerdos, es decir, vivencias que me sacarán de mi zona de confort. ¿Cuál era mi zona de confort? Yo misma.

 

Casa, escuela, trabajo, iglesia

 

Yo tenía un ciclo de nunca acabar, una especie de ruleta que vivía todos los días en los que me dedicaba a hacer siempre lo mismo, mi vida estaba llenándose de monotonía y no me daba cuenta. O quizás me rehusaba a darme cuenta, porque estaba técnicamente “cómoda”.

 

Pero, ¿cómo fue que me di cuenta? Siendo honesta no lo sé, un día desperté y vi que no estaba viviendo lo que alguien de mi edad debía vivir, me estaba encerrando en mí misma y en mi propia rutina. 


Así que una mañana aventé las cobijas y me dije a mi misma: ¡es suficiente!. Necesitaba un cambio con urgencia, o moriría ahogada en mi propia repetición de hábitos.

 

Sal y vive TU vida- mantra del día a día

 

Claro que no era de esperarse que me diera contra la pared de vez en cuando, que me topara con personas dispuestas a aprovecharse de mi y que me codeara con amistades pasajeras y momentos que me dolerían por mucho tiempo. O te estancas o te levantas, tu escoges.

 

Pero lo hice, viví una parte de mi vida que me dejó buenas y malas experiencias que al final se transformaron en moralejas. Me reí, llore, ame, valore y hasta perdí.

 

Después de varios tropezones y muchos moretones, me levanté pero esta vez para seguir caminado y evitar piedras en mi camino que me hicieran caer de nuevo, pues pensé “un tropiezo más y me estanco”.

 

Sin embargo estaba muy equivocada, pues la vida trata sobre eso, en cuántas veces te caes y estás dispuesto a levantarte y mirar hacia delante, tus amigos o tú familia no te obligan a estancarte, eres tú mismo quien lo hace al no dejar que tus ideas fluyan, al no plantearte metas que te lleven lejos, al no verte a ti mismo como algo moldeable y capaz de adaptarse a lugares nuevos y desconocidos.

 

Ni tú peor enemigo puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos. -Buda

 

¿Quién es Larissa? 2018/2019


Aún me falta averiguar eso, descubrir quién soy en realidad y dejar de opacarme por mi otro yo repleto de inseguridades. Sé bien a dónde quiero ir, conozco el camino y sé que habrá piedras, lodo y hasta gusanos, pero el caerse y levantarse ahora está en mi.

 

Descubrir quién eres no es sencillo, habrá momentos duros en los que llegarás a pensar si realmente vale la pena arriesgarse. Y si me lo preguntan a mi, yo creo que si lo vale.

 

Van 6 meses de haber iniciado el 2019 y todavía sigo trabajando en mi misma, sigo creando cosas nuevas para mi vida y las puertas a nuevas y grandes oportunidades permanecen abiertas. 

 

Hasta ahorita he llegado lejos, a tropezones pero a fin de cuentas llegue para escalar y contemplar la vista y ante todo aquello lo que puedo concluir es simple:

 

“Si la vida te da limones, haz limonada pero ponle mucha azúcar”

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba