Si ves las barbas de tu vecino cortar… Por: Eugenio Madero

La salida de Carlos Urzúa Macías como titular de la Secretaría de Hacienda, podría ser una consecuencia de la grilla interna del Gabinete Federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.


El Mensajero

Miércoles 10 de julio de 2019

Hermosillo, Sonora

  

La próxima vez que aparezca una nota realmente importante y relacionada a los cuestionamientos que se le hacen a Ana Gabriela Guevara, debe de ser una versión oficial de la Secretaría de la Función Pública (SFP) o una declaración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

O por lo menos debe ser un pronunciamiento de otro funcionario de su Gabinete Federal (autorizado por el Mandatario Nacional, por supuesto).

Porque a casi un mes de que la revista Proceso publicó un reportaje donde revelan detalles de presuntos actos de corrupción en la Conade, al final de cuentas todo sigue quedando en puras especulaciones; principalmente porque no sabemos si esos datos fueron tomados para abrir una carpeta de investigación, si hubo denuncia formal o si ese caso se persigue de oficio (en base a las observaciones que pudieran encontrar en las auditorías, claro).

Lo único cierto y que ha cambiado desde hace un mes a la fecha, son la frecuencia de las visitas de Ana Gabriela a Sonora.

Ya que, a diferencia de los meses anteriores, no viene tan seguido para participar en cabalgatas, juegos de basquetbol o simplemente a convivir con las redes de mujeres del sur, centro y sierra de nuestro Estado.

Es más:

De acuerdo a nuestras fuentes, nos confirman que la directora de Conade no ha venido a Sonora en las últimas tres o cuatro semanas (desde que apareció ese reportaje, pues), debido a que la mayor parte del tiempo se la pasa en la Ciudad de México tratando de arreglar todos los problemas al interior de su dependencia y atendiendo a los Legisladores que la han citado a comparecer.

Primeramente acudió al Senado de la Republica para aclarar que no puede decir nada porque afectaría las investigaciones que está haciendo la Secretaría de la Función Pública (SFP) por órdenes del presidente López Obrador.

Luego este lunes por la mañana (y con la misma estrategia), acudió con los Diputados Federales para repetir lo que ya les había dicho a los otros Legisladores que, entre otras cosas, ganan un poco más de sueldo.

Curiosamente en ambas ocasiones, Guevara Espinoza desaprovechó la oportunidad para dar a conocer su plan de trabajo del deporte nacional que correspondería al período del 2018 al 2024.

Pero tal parece (de acuerdo a lo que nos hemos informado) que no hay tal Plan Nacional del Deporte; por el simple hecho de que no lo hicieron y solamente los nuevos funcionarios llegaron a la Conade para administrar y modificar (como ya lo hemos visto) lo que ya estaba hecho por una larga lista de directivos que han dejado mucho qué desear. Entre ellos Ivar Sisniega, Nelson Vargas, Carlos Hermosillo, Jesús Mena y Alfredo Castillo, por mencionar algunos.

(paréntesis para decirles que, a juicio muy personal, creo que los que se han visto menos peor de todos los anteriores directores, son: Bernardo De la Garza, durante medio sexenio de Felipe Calderón; y más atrás Raúl González Rodríguez, con el también ex presidente Carlos Salinas de Gortari)

Bueno.

El caso es que, el presidente de la Comisión del Deporte de la Cámara Baja, el actor y cantante Ernesto Alonso Vargas Contreras, se ha convertido en el mayor crítico de la aspirante a la Gubernatura de Sonora.

Motivo por el cual, hasta se atrevió a pedir la renuncia de la leyenda del deporte mexicano.

No sabemos si esto realmente le vaya a funcionar al hijo de la “Leona Dormida”.

O vaya a quedar en puro show mediático del también conocido como Ernesto D’Alessio.

Pero de que está haciendo ruido, vaya que está metiendo el tema en la comenta de la población mexicana, la cual a estas alturas está evaluando muy seriamente el trabajo de la Cuarta Transformación (4T) en apenas siete meses de ejercicio.

Incluso, el mismo Presidente de la República ha tenido que comprometerse públicamente para que les den curso a las investigaciones sobre las acusaciones en contra de la Guevara; señalaientos que, ¿porqué no decirlo?, podrían traer como consecuencia su salida de la rectoría del deporte mexicano.

Hablando de posibilidades, aclaro.

Y esto lo digo por la cascada de renuncias que ha habido en el Gabinete Presidencial.

La salida de Carlos Urzúa Macías como titular de la Secretaría de Hacienda, podría ser una consecuencia de la grilla interna del Gabinete Federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Algo que no excluye, de ninguna manera, a la “Gacela de Nogales”.

Porque a siete meses de haber iniciado lo que se conoce como la 4T, es difícil creer que algún funcionario se baje de la posibilidad de ser parte de la historia de México; ya que en las anteriores transformaciones, todos los héroes aparecen en los libros de texto de educación básica que se imparten en las escuelas de nuestro país.

Una oportunidad que nadie se quisiera perder.

Ser parte de la historia, pues.

Digo.

Como ya se informó desde este martes por la mañana en los medios electrónicos y en redes sociales, el también maestro del Tec de Monterrey justificó su salida por la imposición de personas que no tienen la vocación ni las aptitudes para trabajar en la dependencia que dirigió.

Y de acuerdo a las notas informativas de las agencias de noticias, Raquel Buenrostro es una de las imposiciones que tuvo Urzúa Macías en su paso por Hacienda Federal.

Igualmente se señala a Carlos Torres, un junior amigo del hijo del presidente y a quien se le conoce como “Andy” López.

Por lo de Andrés, obvio.

Total que en estos movimientos dejaron como titular de Hacienda al ex secretario de la misma dependencia, Arturo Herrera, quien no se ve muy convencido en su nueva responsabilidad, ya  que se sacó la rifa del tigre, como se dice coloquialmente.

Los otros ex funcionarios de primer y segundo nivel que le dijeron adiós al chequezote verde federal, son: Simón Levy, quien se desempeñó como sub secretario de Turismo; Germán Martínez, como titular del IMSS; Josefa González, de Semarnat; y Tonatiuh Guillén López, comisionado del Instituto Nacional de Migración

Después de la renuncia del ahora ex Secretario de Hacienda (este martes por la mañana), recibimos la nota de que al mediodía también “entregó los arreos” el que fuera titular de la Seido, Gualberto Ramírez Gutiérrez

Nada más que, de este último ex funcionario, no creemos se haya ido por diferencias con sus colegas del Gabinete Presidencial; sino por amenazas o temor a las represalias que pudiera sufrir por el desempeño de su trabajo.

Con más razón ahora que la delincuencia está incontrolable.

Bien dice el presidente del PRI en Sonora, Ernesto De Lucas Hopkins, que esta cascada de renuncias perjudican la estabilidad económica y social del país. A tal grado que inmediatamente este martes hubo un retroceso en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y un incremento en el precio del dólar con respecto al peso mexicano.

Además (y como todo emplumado de pelea), el “Pato” manifestó que la función de gobierno se debe ejercer con responsabilidad y compromiso con la sociedad; y nunca con tendencias electoreras.

Bueno, amigos. Por hoy es todo.

Que tengan buen día.


Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba