Estos alcaldes de Morena… Por: Armando Vazquez

LOS DIPUTADOS de Morena, sobre todo, no han logrado poner orden en los municipios comandados por alcaldes de su partido. Claro que tampoco el dirigente estatal, Jacobo Mendoza y mucho menos Jorge Taddei, el súper delegado.


El Mensajero

Jueves 11 de julio de 2019

Hermosillo, Sonora

 

Es increíble que en Bácum, hace como tres semanas, haya sido ratificada por el Congreso del Estado, Benita Aldama López como alcaldesa y aun hoy no haya podido ingresar a Palacio Municipal pues está tomado por el supuesto alcalde interino Francisco Villanueva Gaxiola y algunos regidores que le siguen y no la dejan entrar a su oficina. A lo más que ha llegado Benita es a asomarse por la ventana del edificio.

Y eso no es todo, Villanueva sigue cobrando y firmando como alcalde, algo completamente ilegal y que amerita cárcel pues está cometiendo usurpación de funciones delito que se castiga con pena de tres meses a tres años conforme al artículo 209 del Código Penal (página 76) https://bit.ly/2Jtg5MQ

¿Qué esperan para meterlo a la cárcel?

Otro que tampoco puede esperar mucho es el alcalde de Nogales, Jesús Antonio Pujol Irastorza, pues este miércoles corrió como reguero de pólvora que un policía de apellido Velarde le puso una buena trompada a su tesorero municipal,  Carlos Castro Martín del Campo, a quien acusó de haber desviado recursos de Fortaseg y por no haberles pagado el dinero que les corresponde  a los agentes de la ley.

Hay un documento que circuló en redes en el cual se establece que para el Programa de las instituciones de seguridad pública se destinaron tres millones 669 mil 273 pesos que debieron llegar a los policías, pero no. Este dinero lo debieron pagar desde el 30 de abril pasado y la historia de quienes supuestamente se lo agenciaron se encuentra en un escrito con fecha cuatro de julio pasado en este link: https://www.facebook.com/ASIESTANOGALES/

“Aiga” sido como “aiga” sido, se trata de un hecho violatorio de la ley que debe investigar y responder el munícipe pues una supuesta desviación de recursos es un delito denominado cohecho  que tiene su castigo conforme al artículo  179. (Habrá el link donde viene el Código Penal del Estado de Sonora y cheque la página 57).

Y no importa que su comisario Juan José Ávila Ortiz haya aclarado el tema diciendo que tienen hasta el 31 de julio para entregarlo https://bit.ly/2JGqVOj pues los documentos dicen otra cosa y ya son públicos. Insisto, debe dejar en claro esto pues 287 policías esperaban el pago de los doce mil y pico de pesos para este miércoles 10 de julio y nada. ¿Ahora se entiende el trompazo que le proporcionaron al tesorero y el coraje del policía que manejamos líneas arriba?

De hecho al alcalde Jesús Pujol se le está destanteando el barco. Ha corrido a algunos de sus funcionarios que le acompañaron durante la campaña y en malos términos, dejando boquetes abiertos. Incluso se habla de que él en lo personal trae pleito casado con su secretario  Jorge Jauregui Lewis y está preparando el terreno para quitarlo de esa posición en base a informaciones dolosas que le está pasando alguien (no sé quién), que quiere ese cargo.

Mientras que por otro lado se maneja la supuesta existencia de grabaciones non gratas en las que se involucra al alcalde, de lo cual solamente tenemos la referencia, pero hasta allí. El hecho es que no se ve buen panorama para Pujol y la crisis de ingobernabilidad le va a caer encima más temprano que tarde.

Y ahora nos pasamos a Obregón.

Allí, el alcalde Sergio Pablo Mariscal permite que haya malinterpretaciones y sospechosismo al colocar en su gabinete al matrimonio compuesto por la tesorera municipal, Karina Montaño Alcorn y José Luis Delgado López, Jefe de Despacho del Presidente.

Esto fuera del negociazo que se está llevando a cabo en el órgano municipal que maneja el agua potable –OOMAPAS--, donde la maquinaria que tienen para desazolvar drenajes, fue relegada y se contrataron los servicios de una empresa privada a la que se le pagarán millones de pesos para lo cual el alcalde solicitó en su momento y se le aprobó en el Congreso del Estado un crédito de casi cuarenta millones de pesos.

Por cierto se le opuso la morenista Ernestina Castro, la coordinadora parlamentaria, me imagino porque olía algo raro, pero fue apoyado por Armando Alcalá, diputado priísta seguramente apoyado por su jefe de bancada, Rogelio Díaz Brown quien por cierto, cosas veredes, cuando el Roger fue alcalde lo corrió de la dirección general de OOMAPAS y de fea manera. Luego, cuando Faustino Félx llegó al poder, nombró a Alcalá como secretario del Ayuntamiento y de allí se coló a la lista pluri como legislador.

Por cierto, por ahí tengo en mi Archivo Confidencial su expediente así de grueso sobre las empresas que manejó en muchas, muchas obras de Obregón. Ya checaré si concuerdan alguna de sus constructoras con la referida, líneas arriba.

El hecho es que en su granja el alcalde trae una revolución. Hay regidores que ante tanta animadversión, han renunciado  incluso a su partido Morena como ocurrió con Juan Ángel Cota quien se sintió asqueado de tanta corrupción imperante y lo cual es público.

De hecho, en la visita que hizo unos meses atrás a Hermosillo John Ackerman, uno de los ideólogos de la cuarta transformación –esposo de la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval--, a pregunta expresa respondió que primero se debe expulsar de Morena a Sergio Pablo Mariscal y luego demandarlo para que sea indiciado ante las autoridades por los evidentes actos de corrupción.

Se enmarcó este antecedente en el acto de corrupción del rastro municipal que costó una fortuna en tiempos del Roger y que aun a la fecha no está terminado. De hecho, no hay denuncias al respecto pues curiosamente el entonces director del mencionado rastro, es hijo del actual contralor municipal José Luis Guerra Beltrán.

Eso sin mencionar las irregularidades ocurridas en torno al inexistente parque fotovoltaico, que fue inaugurado, donde pusieron el cerco y el anuncio y nada más, así como las que se conocen en torno a la transmutación a luces led del alumbrado público donde se perdieron miles de metros del cableado retirado así como un número similar de lámparas que no se sabe dónde quedaron. ¿Qué ha hecho Sergio Pablo Mariscal al respecto para indagar el destino de millones de pesos desaparecidos en estos dos rubros?... nada, lo que huele a complicidad.

Esto sin contar con el montón de asesinatos que acontecen en el municipio mientras el señor anda de festejo fuera del país inaugurando restaurantes como Los Arbolitos, hecho muy conocido, que por cierto, su dueño, Diego Cota, algo tiene que ver en el argüende de Oomapas. Ya sabremos en su momento cómo corre el agua.

EN FIN, nos quedan pendientes otros municipios morenistas cuya situación ya manejaremos en su momento. Por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304


Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba