Delfín adopta a ballena bebé

La ballena con cabeza de melón y la madre de delfín nariz de botella permanecieron juntas durante casi tres años


El Mensajero

Lunes 12 de agosto de 2019


Un madre delfín adoptó a una ballena bebé en el Océano Pacífico, lo cual significa el primer caso conocido de este tipo.

 

Una familia poco común

En 2014, científicos notaron que una delfín nariz de botella (Tursiops truncatus) cuidaba un mamífero macho de aspecto peculiar, así como a un delfín pequeño que era su hijo biológico.

 

Los tres nadaba en las aguas costeras de la Polinesia Francesa. Después de varios meses, los científicos identificaron al bebé huérfano como una ballena cabeza de melón (Peponocephala electra), una especie completamente diferente.

 

«Estábamos muy emocionados de poder presenciar un fenómeno tan raro», dijo Pamela Carzon, autora principal del estudio y líder científica del Grupo de Estudios de Mamíferos Marinos de Polinesia.

 

Mientras Pamela Carzon observaba a la familia de los delfines, descubrieron que la ballena rara vez se alejaba del lado de su madre adoptiva.

 

Resulta bastante extraño ver a un trío como ése en la naturaleza, ya que las madres de delfines generalmente cuidan a un sólo bebé a la vez.

 

En la relación familiar, la ballena también compitió con su hermano adoptivo por atención y comenzó a comportarse como los delfines.

 

Regularmente socializó con otros delfines jóvenes y se unió a ellos para nadar.


Maternidad marina

En el estudio, publicado en la revista Ethology, los autores sugirieron que la inexperiencia y personalidad de la madre adoptiva pudo haber contribuido a la adopción.

 

Asimismo, la persistencia del bebé adoptado en iniciar y mantener una asociación con la madre adoptiva podría haber jugado un papel importante en el éxito final de la relación.

 

La ballena con cabeza de melón y la madre de delfín nariz de botella permanecieron juntas durante casi tres años.

 

Se mantuvieron unidas después de que el hijo biológico de la madre desapareció por razones desconocidas alrededor de un año y medio después del avistamiento.

 

Mientras, la ballena adoptada desapareció después del tiempo en que hubiera sido destetado por otro madre biológica.


Fuente: Muy Interesante

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba