La genialidad de la ruta del dinero

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

Cuando tu inteligencia financiera crece, te enriqueces. Si no crece, te empobreces

Robert Kiyosaki

Los cinco proyectos del presupuesto federal han sido señalados como inversión meramente electoral, pero el fondo de esa intención también podría ser otro.

Apostar ese presupuesto en un noventa por ciento para pagar las becas, las pensiones, la cultura indígena y la producción de maderas y frutos es, en realidad, una genialidad financiera. Mire usted:

La famosa estafa maestra, que exhibe corrupción y desvío de recursos, es producto de una estrategia periodística intitulada “siga la ruta del dinero”. Siguiéndola se descubre el origen del dinero, las bancas donde se depositó y luego desvío, que se compró o no con este, como se repartió, que empresas intervinieron, que personajes se involucraron, y si usted quiere, que alimentos se consumieron.

Todo esto gracias a que los que participaron, movieron el dinero por volumen, y en espacios sumamente reducidos, y eso a la larga, termina por exhibirlos.

Pero mire, uno de los cinco grandes proyectos del gobierno federal se llama Sembrando Vida, y no es otra cosa más que sembrar un millón de hectareas con arboles maderables y frutales. Ya se anunció que se sembraron la mitad de esas hectareas en Tabasco y Veracruz; desde Cárdenas, el Plan Chontalpa, en la Cuenca del Papaloapan y en Córdoba. Según se informó, a los campesinos se les pagaron 4 mil 500 pesos mensuales en efectivo y 500 en un fondo de ahorro. Además, recibieron insumos, herramientas, semillas y la asesoría de biólogos, agrónomos, antropólogos y trabajadores sociales.

¿Se imagina usted lo que significa rastrear 500 mil hectareas para comprobar eso? No hay padrón de campesinos beneficiados a menos de que se publique esa lista con los 500 pesos de ahorro de cada uno (que no se conoce), como para saber cuanto se pagó en total por sueldos a estos. Tampoco se conoce cuantos árboles se plantaron y cuanto costó cada uno. Menos a cuanto ascendió la nómina de los biólogos, los agrónomos y los antropólogos y trabajadores sociales que se dice apoyaron a los campesinos.
Y mire usted, de los árboles frutales se sacará provecho hasta el 2022, tres años más, y de los maderables, hasta después del 2024, seis años más. 

Como se lee, seguir la ruta del dinero en este proyecto del gobierno federal se antoja, si no imposible, si sumamente difícil. Así como que para decir que se están invirtiendo millones de pesos en apoyos a estos campesinos, y luego no tener que comprobar eso, y después no haber manera fácil de investigarlo, el plan es más que una genialidad para mover recursos sin que nadie se atreva a pisar la cola.

El Programa para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores beneficiara con 2 mil 500 pesos bimestrales a unos 8 millones de ellos.

El de Jóvenes Construyendo el Futuro le dará 3 mil 600 pesos mensuales a 2.3 millones de ninis.

El Programa Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez, dará 800 pesos mensuales a 3.5 millones de jovenes de educacion media superior.

En solo estos tres programas de gobierno se está hablando de billones de pesos que se entregarán con control absoluto de la propia federación, ya que son ellos a través del recientemente creado Banco del Bienestar, y con apoyo de más de 18 mil siervos de la nación (como Morena los llama), los que arman padrones, aperturan cuentas, entregan tarjetas y realizan depósitos a diestra y siniestra. 

¿Seguir la ruta del dinero? ¡Ja! Inténtelo usted.  

Por último, el Programa para el Desarrollo Cultural incrementó en más de 43 millones de pesos el presupuesto que se destinará a promover la cultura en estados de alta marginación, y en poblaciones que viven en regiones apartadas de nueve estados del sur del país en el que se invertirán millonarios montos. Seguir la ruta del dinero aquí se antoja más fácil que recorrer 500 indómitas hectareas, o que investigar a 10 millones de mexicanos beneficiados con pensiones y becas, pero igual, será interesante ver si alguien obtiene resultados al hacerlo.

Los cinco programas arriba descritos, la forma en la que se aplican, y los millones de pesos que manejaran, son sin duda, la mas ingeniosa forma de presentar a un gobierno que se preocupa por los pobres, pero que también sabe como manejar el dinero dificultando su rastreo.

No que se estén desviando ahora, no que los fondos se estén quedando en el camino, no que se esté utilizando el dinero para otros propósitos como el financiamiento electoral. Pero si acaso eso llegará a suceder, un millón de hectareas serán mucha paja para buscar una aguja.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba