Ofrecen gran concierto la Orquesta Filarmónica de Sonora y el Coro de Cámara de la Unison

El Mensajero

Jueves 05 de diciembre de 2019

Hermosillo, Sonora

 

El Teatro de la Ciudad fue ocupado en su totalidad por el público reunido este jueves para disfrutar el concierto El Mesías (Parte I), con la Orquesta Filarmónica de Sonora (OFS) y el Coro de Cámara de la Licenciatura en Música de la Universidad de Sonora, bajo la batuta de Héctor Acosta.

Los acordes de la OFS, las magistrales voces del Coro y la participación de los solistas Estela Siaruqui, soprano; María Li, soprano; Liliana Dosamantes, mezzosoprano; Christopher Roldán, tenor e Isaac Herrera, barítono, lograron un ensamble de primer nivel que permitió apreciar la calidad y profesionalismo de las y los estudiantes de la Licenciatura en Música de la Unison.

Sobre el contenido del concierto, Héctor Acosta explicó que el Mesías es una de las obras más importante del barroco, es el oratorio más interpretado a nivel mundial.

“La versión que hicimos es la orquestación Mozart, quien incluyó sección de alientos, lo que hace una versión un tanto ecléctica. Es la cuarta ocasión que el Coro de Cámara de la Licenciatura en Música interpreta esta obra, y el objetivo es crear una tradición. Para el Coro es un momento importante porque es la segunda vez que colabora con la Filarmónica; la primera vez fue en el 2016 con el Réquiem de Mozart y ahora con el Mesías de Händel”, explicó.

El Mesías de Händel es una obra de oratorio compuesta con una estructura similar a una ópera en 3 actos, ya que contiene 3 partes e incluye arias, recitativos y números corales.

La primera parte de esta obra, se basa en el libro de Isaías, que profetiza la venida del Mesías y tiene por tema el adviento y la navidad.

Este concierto inició con la obertura, seguida de 19 piezas entre números corales, recitativos y arias. Se incluyó el Hallelujah, el cual corresponde a la segunda parte, y de igual forma, se incluyó el Worty is the Lamb y el Amen, los cuales son los últimos números de la tercera parte.

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba