¡El avión presidencial, lotería!

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera

Alexander Pope

Las ultimas encuestas a nivel nacional, y publicadas por El Economista indican que la popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador va en descenso. Otras que tiene que ver con la percepción de la seguridad en municipios gobernados por Morena descalifican a sus alcaldes, en Sonora, por ejemplo, los de Hermosillo, Cajeme, Guaymas, Navojoa, Nogales y San Luis Rio Colorado fueron castigados por la ciudadanía.

Los resultados de estas encuestas son una combinación de factores, influenciados por una simple declaración mediática que a nadie convence, hasta una acción de gobierno mal implementada. En algunos casos, cuenta más una evidente incapacidad para gobernar exhibida ya en un año de gobierno amloista, tanto en lo federal como en lo local.

En seguridad, por ejemplo, y pese al esfuerzo de algunos alcaldes en Sonora por evitarlo, se está perdiendo la batalla frente a la delincuencia organizada. El recorte presupuestal por parte de la federación a este rubro tan sensible mantiene impedidos a gobernadores y alcaldes para implementar operativos que contengan la ola criminal, en tanto la 4T exige que los estados encuentren recursos propios siendo austeros en gastos que dice son innecesarios, pero no precisa a cuáles se refiere.

Pero se suma el tema de la pavimentación, que en los ayuntamientos sonorenses ya es un verdadero problema social. También hay que agregar que el nuevo Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), está causando estragos en la salud de aquellos derechohabientes del ya desaparecido Seguro Popular. El inusual manejo que le han dado a la tragedia en Tlahuelilpan, ocurrida hace un año ya, ofende a quienes consideran que dedicarse al huachicoleo es un delito, y no un don a reconocer con un memorial. El aeropuerto de Santa Lucía que ahora entrará en operaciones hasta el 2022, el no conflicto de interés de Manuel Barttlet, la CNDH a modo, la elección en Puebla, el “standup show” que significa la conferencia mañanera, el precio de la gasolina que no baja, el cero por ciento de crecimiento económico, y siga usted sumando factores, y entenderá porque todos los que representan a Morena, y que están gobernando, están perdiendo popularidad y son descalificados por la ciudadanía en esas mismas encuestas que hace un año apenas, los declaraban como fenómenos politicos.

Como el más reciente botón de muestra, debemos hablar del avión presidencial, ese que se prometió hace un año se vendería después de convencer al pueblo bueno y sabio que representaba a la corrupción, ese mismo que costó más mantenerlo varado en los Estados Unidos que utilizarlo, el mismo que ahora regresará a México, y el mismo que dice el presidente, se va a rifar como premio mayor de la Lotería Nacional, a 500 pesos los seis millones de cachitos que se emitirían para su rifa.

Primero, y sin preámbulos, es importante subrayar que venderlo, rentarlo, intercambiarlo o rifarlo es imposible, por lo que estas propuestas son un engaño más, una mentira en el más elemental de sus conceptos. No se puede hacer nada de lo anterior con una propiedad que no le pertenece al estado. Punto.

 

Luego entonces ¿Por qué mentir tan flagrantemente con este tema? Ya no se puede considerar siquiera una cortina de humo, porque hasta para eso se requiere creatividad, no, todo es un simple distractor, una desesperada imposición de agenda mediática para que nadie hable justamente de las encuestas cuyos resultados empiezan a ser adversos para la 4T y sus miembros.

Ese es el verdadero tema: analizar y poner sobre la mesa todos los factores que llevan al ciudadano a descalificar ahora, lo que en el pasado aprobaban y justifican hasta con los ojos cerrados.

Se menciona párrafos arriba que el hartazgo ciudadano se debe al abanico de problemáticas (infraestructura, salud, educacion, no pago de becas y pensiones, falta de empleo), y que ahora lo están ahogando poco a poco. Eso es lo que debe preocupar a Morena en lo nacional y lo estatal, y también en lo municipal: el tigre está despertando. El bono democrático del presidente se está agotando, y eso que el año preelectoral apenas empieza.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16 también como MensajeroRed en todas las redes

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba