Jornaleros sobre ruedas, negocio de mil cabezas

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

Porque cuando alguien tiene dudas de si el acto que va a realizar es legal o ilegal, y tiene la posibilidad de informarse de antemano si lo es o no, estará actuando ilegalmente si no se informa antes de hablar

Thomas Hobbes

Transportar jornaleros de sus centros de pernocta a los de trabajo y viceversa al concluir la jornada laboral, es un negocio millonario para quienes se dedican a esto, porque no es solo los contratos por el transporte que se firman entre los choferes y las empresas, sino por el negocio informal que se da en este círculo de relaciones, como la venta de ropa usada y nueva, electrónicos, enseres domésticos, la renta de habitaciones e incluso, y según se desprende de denuncias públicas en medios de comunicación, también el narcomenudeo, la prostitución y el tráfico de indocumentados.

Pero hay un negocio importante también: el contrabando de vehículos ilegalmente introducidos al país, y que son utilizados para este transporte de personal.

Cuando se habla de este tema, la atención se centra en La Costa de Hermosillo, en el poblado Miguel Alemán y en la costa de Bahía de Kino, por las grandes extensiones de terreno agrícola que se explota ahí, y en las ultimas semanas, por los lamentables accidentes que han sucedido cobrando la vida de estos jornaleros y causando lesiones a otros, incluyendo a menores de edad.

Pero existen otras zonas en Sonora que viven este misma actividad, la del transporte de jornaleros: el Valle de Empalme.

Como se dicta arriba, utilizar vehículos extranjeros - empadronados a varias organizaciones tipo “pafa” - para el transporte de jornaleros es una practica común en este valle, y en la mayoría de los casos, estos vehículos son operados sin reglas de seguridad, sin seguros por daños a terceros, sin concesiones y sin revisiones de ninguna naturaleza.

Por eso la Dirección del Transporte del Estado de Sonora, en un ánimo por revisar este servicio, decomisó alrededor de 20 unidades que operaban ilegalmente este servicio.

Esta acción fue el motivo por el que la diputada por Morena, Rosa María Mancha Ornelas, presentó un exhorto en la sesión del pasado martes 11 de febrero, con el que, palabras más o palabras menos, llamó a Carlos Morales Buelna, director de la dirección del transporte, a hacer lo necesario para regresar esas unidades decomisadas, resolver las multas que fueron impuestas a sus propietarios, y otorgar los permisos para que estos puedan seguir operando como choferes de jornaleros.

A destacar varios puntos, primero, si esos vehículos fueron decomisados, no es la Dirección del Transporte la facultada para regresarlas sin la resolución de un juez. En todo caso, esta dirección debe transferir esas unidades a la Coordinación Ejecutiva de Verificación al Comercio Exterior (Cevce) para que sea esta la que determine el destino final de las mismas. En este mismo punto, las multas impuestas a los propietarios de unidades decomisadas como a las que nos estamos refiriendo, están tasadas en Unidades de Medida y Actualización, que determina que son hasta mil UMAs (poco más de 80 mil pesos) las que se impondrían de multa a los infractores, siendo el pago de esta multa obligado, y sin que represente la recuperación del vehículo decomisado.
En segundo término, la Dirección del Transporte estatal no esta facultada ni para regularizar unidades motrices ilegales que vayan a prestar esta clase de servicio, ni puede otorgar permisos o concesiones para utilizarse en vehículos ilegalmente introducidos al país. Hacerlo sería ir en contra de la ley misma.

Por eso sorprendió sobre manera escuchar a la diputada Mancha Ornelas inferir que en ciertos casos la ley puede o debe ser violentada, argumentado únicamente el derecho a trabajar de manera honesta. Eso es corrupción. Tampoco debe una diputada como ella convocar a nadie a la desobediencia civil, o a incumplir responsabilidades fiscales como la de pagar impuestos por importación de vehículos extranjeros, para asi justificar su permanencia en el país. Pero igual sorprendió la sumatoria de otros diputados, de varios partidos, al exhorto que esta diputada en mención presentó, sin saber o entender que lo que en ese se pedía, iba en contra de la ley, y en contra de la observancia y cumplimiento de esta. Igual llamó la atención que estos diputados, unidos en ese exhorto, no dimensionaran que este debió enviarse a la federación y no al estado, como único ente de gobierno facultado para la regularización de vehículos extranjeros.

Pero hay otro punto aún más grave, y que debe mencionarse: una hermana de la diputada, residente en Guaymas, se dedica o se dedicaba a la operación de unidades para el transporte de jornaleros, y de estas veinte irregulares que fueron decomisadas por la Dirección del Transporte y que arriba se mencionan, una o más eran de su propiedad. Así que, visto de esa forma, la diputada Rosa María Mancha Ornelas estaría utilizando su posición como tal para defender intereses personales y familiares.

Habrá que esperar a ver en que termina todo esto, pero por lo pronto, el quehacer legislativo de Mancha Ornelas, al menos en este punto en particular, deja mucho que desear.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16 también como MensajeroRed en todas las redes

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba