¡Cuantas Lilly Téllez hay en Morena!

Mensajes


Gilberto Mensajero Armenta


En el 2018 las maestras Marcela Zazueta y María Lazo, además de Olga Armida Grijalva y Juanita Matus, contendientes en ese año a ser parte de la formula que buscaba el Senado representando al partido Morena, fueron desplazadas por María Lilly del Carmen Téllez García, o Lilly Téllez, como mejor la conocemos todos.


La molestia en ellas fue evidente, particularmente en Marcela Zazueta que ya se veía con esa candidatura en el bolso, y desde ese momento vaticinaron lo que ya sucedió: Lilly Téllez se rebeló contra Morena, no compartió su ideología en temas social y familiarmente espinosos, no consintió formar parte de “cuchupos” propios de los partidos en el poder, no compartió la visión presidencial del proyecto de nación, no toleró a politicos “vacas sagradas” de la 4T, y no se alineó como el resto de senadores de la coalición lo han hecho.


Y pasó lo que ya muchos sabíamos iba a suceder. Se separó de la bancada de Morena, no aceptó pedir licencia a la curul que Morena se ganó, y su suplente, Reina Castro Longoria, deberá seguir viendo los toros desde gayola.


Pero, a ver, un momento, ¿acaso escribí curul que Morena se ganó? ¡Si, parece que lo hice! Asi que, pasó a redactar una auto réplica, o una obligada fe de erratas ante este desbarre editorial.

Morena no se ganó esa curul, al menos no la de Lilly Téllez, porque en ese 2018 todos los liderazgos de Morena consultados respecto a la repentina decisión de hacer a la periodista su candidata, explicaron siempre que la encuesta nacional (de la que nunca se supo nada, por cierto) dicta que ella es la más popular, la que el electorado tiene más identificada, y la que el sonorense ubica más.


Asi que, les guste o no, esa curul en el Senado se la ganó la misma Lilly Téllez. Punto.


Pero, dejémonos todos de vanas especulaciones y de lastimosas justificaciones. ¿Por qué se fue Lilly Téllez de Morena? ¿Por qué se va a la bancada del PAN? ¿Quiere ser candidata de ese partido a la gubernatura de Sonora? ¿Seguirá apoyando a Alfonso Durazo Montaño? ¿Es ella el fiel de la balanza en cuanto a mayorías de votos en el Senado? ¿Se regresa a Sonora? ¿Desbancó a Antonio 

“toño” Aztiazarán? ¡Esas respuestas no tiene la menor importancia! 


Se fue de Morena porque nunca militó en ese partido, se acerca al PAN porque ocupa la protección legislativa de un grupo, no tiene perfil para una candidatura, NUNCA fue ni será del grupo de Alfonso Durazo (el secretario no la ocupa para nada), Morena se recompondrá en el Senado para seguir “mayoriteando”, jamás se regresará a vivir permanentemente a Sonora, y el “toño” no suda ni se acongoja con su irrupción en el PAN. Fin del discurso.


La única lectura que quien escribe ve en este tema es que, remontándonos de nuevo al 2018, ella no debió haber sido parte de la formula al Senado. ¡No debió serlo, y eso lo saben los propios y los extraños de Morena!


Ahí es donde radica la enseñanza que los morenistas deben aprender, y no repetir el mismo error cometido en ese año electoral, en el que buscando ganar todo lo que se pudiera, llevaron al ejercicio del poder político a personajes que no garantizaban lealtad ni identificación con la ideologia de Morena.


Para este 2021, la elección de candidatos debe apuntar más en el sentido de quienes son realmente de izquierda, de una politica de cambio verdadero. Deben además que tengan preparación académica, politica y profesional para convertirse en gobernador, diputado, alcalde, regidor, secretario, tesorero y demás puestos directivos en todo Sonora, y que no lleven a gobernar a advenedizos e incultos como los que hoy tenemos.


Si quieren aprender de lo que les pasó con Lilly Téllez, que no le den candidaturas a cualquiera que llegue mostrándoles espejitos.


Pocos están entendiendo que no es ella lo que debe ocuparles, ni escandalizarles, ni mucho menos preocuparles. Porque la ahora senadora de la bancada del PAN lo hizo bien como parte de Morena, fijó su postura desde el día uno de la campaña electoral y la ratificó el mismo dia que tomó protesta como senadora. No comulgó con las votaciones en línea de esa bancada morenista, no, pero lo hizo de frente, mostró su armamento libremente como para que en Morena supieran a qué atenerse con ella.


Preocupados deben estar los de Morena por las “Lilli Téllez” agazapadas en cada curul local en Sonora, y en cada municipio, amén de los “Lilly Téllez” que mostrando un rostro morenista para quedar bien, se están comportando como verdaderos rufianes en el ejercicio del poder que ganaron la elección pasada. Que dejen de ver a la senadora Lilly Téllez, y que empiecen a ver de cerca a quienes verdaderamente si les están haciendo daño con la daga oculta en el mano, y que asestan a diario por la espalda.


Como dice por ahí el Libro más importante de la historia: el que tenga ojos para ver, que vea, y el que tenga oídos para oír, que oiga.


Gracias por la lectura, puede seguirme en @mensajero34 y facebook.com/gilberto.armenta.16 además como MensajeroRed en todas las redes sociales

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba