El BOA, una gran estupidez politica

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

No existe en el mundo un gobierno sin oposición. Es lo democráticamente correcto y permisible, incluso en aquellos que tienen la tiranía por práctica común.

¿Por qué piensan en la 4T que señalar a una oposición organizada en su contra, les daría dividendos? ¿Qué los llevó a pensar que señalar grupos de toda naturaleza, trabajando en conjunto como oposición, electoralmente hablando o no, les daría mejor posición ante el electorado? ¿Por qué funcionarios de todos los niveles, senadores, diputados y alcaldes, se sumaron a esa estrategia, y desde sus redes sociales enviaron sendos mensajes de unidad en torno a su jefe político, olvidando que más bien le sirven al mexicano en general? ¿Por qué piensa la 4T que victimizarse ante Juan Pueblo es un recurso que les dará resultados? ¿Por qué medios de comunicación, columnistas, analistas y estrategas electorales al servicio de Morena, intentan encontrarle un recoveco justificable al anunciado Bloque Opositor Amplío (BOA), para imprimirlo en su sintaxis? Es una sola respuesta para todo: Hay desesperación al interior de la 4T, ante la nulidad de los resultados en su politica pública.

Mire, le voy a explicar algo que se puede observar en redes sociales, con una muestra muy significativa de usuarios de estas, y que llevan años al servicio de Morena primero, y de la 4T ahora, y que son cuentas reales, identificables con quien las firma, y geolocalizadas, no son troles ni bots, y que bien sirven como botón de muestra. Hablemos de julio del 2018 a la fecha, para entender que llevan ya dos años estancados en el mismo discurso dispensador de maravillas, haciendo referencia a becas y pensiones, y a lo que ellos consideran será el pilar de la economía mexicana: el tren maya, la refinería, el aeropuerto, y el combate a la corrupción, aunque no sepan ni puedan explicar con datos reales y documentados su retórica. En contraparte, evitan hablar de temas de seguridad, generación de empleo, salud, infraestructura y estabilidad económica, no solo porque no le entienden a esos temas, sino porque saben que no hay justificación válida ante tal fracaso.

Y no hablemos del precio de la gasolina que les ha jugado varias bromas, el incremento de la criminalidad y de la inseguridad, los nuevos impuestos y la ahora ya real politica del crédito y del endeudamiento. 

Y, por si fuera poco, ya las bases morenistas se están rebelando, y muchos solo piensan en su plan electoral para fortalecer sus aspiraciones políticas en el 2021. Ya se ven como funcionarios estatales o municipales. Ya se sueñan diputados, alcaldes o regidores. Y los más realistas piensan en sus cargos como directores de áreas diversas. Defenderán como sea las ocurrencias de presidencia para alcanzar sus propósitos, aunque tengan que dar palos de ciego.

Por último, señores, gastar dinero público para anunciar en una mañanera que una parte de la sociedad civil está organizada en ese “BOA”, es una soberana estupidez, no por la veracidad o no del grupo, no por las intenciones buenas o malas de este, no porque la presidencia esté en peligro, no por intentar ponderar un golpe de estado que vaya usted a saber si siquiera se está gestando, no, es una estupidez porque no se puede anunciar con perversidad, un derecho constitucional que se ejerce con toda libertad, suponiendo que ese BOA tenga un origen y veracidad conocidos. 

El propio presidente fue cabeza de un grupo opositor a los gobiernos de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña. El propio presidente llamó, en incontables ocasiones, a la rebelión y desobediencia civil desde el seno de ese bloque opositor. El propio presidente encabezó acciones que atentaron con la gobernabilidad del país en esos tres sexenios, escudado en ese bloque. Es más, el autonombrarse presidente legitimo fue una especie de golpe de estado pasivo que sublevó a las masas en contra de Felipe Calderón Hinojosa.

Por ahí hay quienes dicen, con sobrada razón, que este tema del BOA no es mas que una estrategia de marketing político, cortina de humo pues, para desviar la atención en temas verdaderamente importantes como el fracaso en la estrategia de salud contra el Covid19, y los 2 mil 100 millones de dólares que México recibió del Banco Mundial, y que no han explicado donde serán aplicados, aunque la Vox Populli ya los ubica en el tren maya, la refinería de Dos Bocas, y en el aeropuerto de Santa Lucía.

Aún así, como cortina de humo, resultó muy burda, y exhibe como ninguna enagua volando al viento las enormes deficiencias políticas al interior del actual régimen de gobierno federal, y con esto, cada vez es más claro que los comités estatales de Morena, al menos los que entran en elección este 2021, deberán seguir una ruta por separado, porque la balsa que ahora abordan ya está haciendo agua. Esperemos le entiendan al tema, y asi lo hagan.

Gracias por la lectura, puede seguirme en @mensajero34 y facebook.com/gilberto.armenta.16 además como MensajeroRed en todas las redes sociales

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba