Pacto para Que Siga Sonora

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

Hay quienes piensan que la activación comercial en Sonora es cuestión de abrir las puertas de nuestro negocio, y empezar a vender, o de hacer maletas y conducir a la playa, o el de poner la correa a nuestra mascota, montar la bicicleta e irnos al parque a divertirnos y ejercitarnos. No es así.

No es necesario explicar mucho que la salud de los sonorenses está por encima del beneficio económico de las familias. Es difícil de entender, pero es asi.

Mire usted, entendemos que no hay suficiente capacidad hospitalaria para atender masivamente la salud de miles de sonorenses, a la misma hora de un mismo dia y por tiempo indefinido. Por eso es por lo que la salud es primero.

Pero también es cierto que el gobierno estatal de Sonora no tiene la capacidad presupuestal para garantizar la tranquilidad económica de cerca de 3 millones de sonorenses. No habrá programas sociales ni buenas intenciones, ni políticas públicas que alcancen para eso, por eso es importante que la actividad comercial se reactive.

Pero, vamos a explicar todo esto con la menor cantidad de tecnicismos, y procurando no enredar el tema.

Primero, entendamos todos que, si bien la salud está por encima del interés económico, no significa que el gobierno estatal, al mando de Claudia Pavlovich, esté desestimando el ingreso, la provisión y el bienestar familiar. No, absolutamente no. En este sentido, se busca por todos los medios encontrar una fórmula perfectible que permita ir aplicando la reactivación económica, sin que los esfuerzos por cuidar la salud se vean afectados, y viceversa, que conforme se vaya superando el contagio y la muerte por el coronavirus, se presente mayor oportunidad de irnos activando todos, en lo económico y en lo social.

Segundo, ¿Por qué no es la gobernadora la que da permiso que se abra todo lo que esta cerrado, que sea posible salir a todas partes, y que esto del resguardo familiar acabe ya? Muy sencillo, porque hay un decreto federal que no lo permite, es decir, por orden del propio presidente Andrés Manuel López Obrador los 32 gobernadores de México deben seguir la instrucción de las autoridades de salud federales en ese sentido.

Tercero, para darle a usted mas tranquilidad y certidumbre en ese sentido, Claudia Pavlovich emitió un decreto propio que, sin estar por encima del federal arriba mencionado, le permite al gobierno estatal ir adaptando esa instrucción del presidente a la necesidad de los sonorenses.

Cuarto, y hablando de la Nueva Normalidad - que por su complejidad merece una columna aparte - dentro de ese decreto estatal, la gobernadora Claudia Pavlovich, asesorada jurídicamente por Iván Jaimes Archundia, incluyó la implementación de un Pacto Social Estatal, como originalmente se le llamó, y que, dentro de todo marco legal, nos permita a los sonorenses irnos reactivarnos económicamente, sin afectar nuestra salud, y que sin violar los lineamientos del decreto federal, nos permita tomar decisiones acorde a las necesidades de nuestro estado.

Asi es como nace El Pacto Para Que Siga Sonora.

Recapitulemos: nos vamos a activar económicamente sin poner en riesgo nuestra salud, esa reactivación será paulatina y en apego a las instrucciones de la federación para que, unidos todos, podamos tomar decisiones propias para ir abriendo nuestros negocios y retomando nuestra vida social, y por último, entre todos, en conjunto, nos dispondremos a vivir dentro de esta Nueva Normalidad, que cambiara por completo nuestro estilo y tren de vida anterior.

Por eso fue importante que, al anunciar este pacto en beneficio de todos, se involucraran los sectores politicos, partidistas, empresariales, religiosos, laborales, sociales, académicos, culturales, ciudadanos, informativos, jurídicos y demás.

Bien lo dijo la gobernadora, no es pacto de ella como mandataria estatal, ni del gobierno que representa sino que es, dijo ella, un pacto entre los sonorenses.

Pero, básicamente, ¿qué es este Pacto para Que Siga Sonora?

Es una acción emergida de un gobierno que busca el bienestar de sus gobernados. Es un acto cívico y de conciencia colectiva que nos insta a la solidaridad, aportando cada sonorense, lo que desde su trinchera le toca poner sobre la mesa para vencer a esta contingencia.

Dictemos un ejemplo: el patrón hace sus ajuste nominales para garantizar el trabajo de sus obreros, el gobierno hace lo propio para aliviar la carga impositiva sobre esa fuente de empleos, el trabajador se compromete a ser responsable en su trabajo, pero también en su casa, para que su pareja cuide de los hijos de ambos, y que estos hijos cumplan con la escuela. En torno a todos ellos, los proveedores de esa empresa darán facilidades de adquisición a ese patrón, el transporte público se compromete a llevar y traer al trabajador con seguridad dia a dia, los maestros de esos hijos darán sus clases con dedicación, el dueño del super ofrecerá precios justos, y asi, en una dinámica social que servirá a todos a adaptarnos a una realidad que estamos prontos a enfrentar.

Tú, ¿te sumas a este esfuerzo?

Gracias por la lectura, puede seguirme en @mensajero34 y facebook.com/gilberto.armenta.16 además como MensajeroRed en todas las redes sociales

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba