¿Hará Morena Sonora sus berrinches como Ackerman?

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

Hay momentos en la vida del político en que lo mejor que puede hacer es no despegar los labios

Abraham Lincoln

El berrinche de John Ackerman por lo del INE debe ser punto de referencia para Morena en Sonora.

Ackerman se equivocó y no leyó bien las condiciones que exigían a los candidatos al INE y postuló a adeptos a Morena, y no a perfiles aptos y preparados para ocupar tan reclamante cargo como un consejero electoral.

Aquí en Sonora, ese error debe ser ejemplo para los que dentro de Morena están tratando de tomar las riendas en la designación del vicefiscal para delitos en materia electoral, y para la designación de tres nuevos consejeros electorales dentro del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEE) en este estado.

Pero vayamos por partes, para entenderle bien al asunto:

Respecto al INE, la impugnación a estas alturas no procede porque no está prevista en la convocatoria ni en la Ley Orgánica del Congreso, tampoco la nulidad del proceso, la única posibilidad es que no se obtengan los votos requeridos para aprobar el dictamen que propone los nombramientos, y con esto se obligue a un proceso de insaculación de los 20 finalistas (decidir al azar quienes serán los nuevos consejeros).

¿Usted cree que el Pleno decida declarar desierto el proceso y emitir una nueva convocatoria? Con los de Morena todo es posible, pero hacer eso sería como pegarse tremendo tiro en el pie, que les dejaría imposibilitados para hablar de democracia y transparencia en el proceso electoral que viene. A como se ve, y por el lado que sea, Morena ya perdió en el tema del INE por no saber operar correctamente, y por depositar esa confianza en John Ackerman, quien resultó ser un verdadero fiasco como operador político.

Y ahora sí, hablemos de Sonora, donde está pronto a nombrarse vicefiscal electoral a Daniel Núñez Santos, y a quien los diputados locales solo podrán objetarle el nombramiento mencionando las causas documentadas de esta objeción, o demostrar que Núñez Santos no está legalmente apto ni calificado para ese cargo. No podrán hacer ni lo uno ni lo otro.

Y aquí es donde los que toman las decisiones en Morena enfrentan dos decisiones, una es dejar de escuchar y atender a sus asesores y avalar ese nombramiento, y la otra, objetarlo para descalificar a priori el actuar de la vice fiscalía en materia de delitos electorales. Si lo avalan podrán verse como estrictos observantes del actuar del vicefiscal en cuestión, si lo objetan, se verán como el berrinchudo de Ackerman, que no tuvo otra más que levantarse enojado de la mesa donde se toman las decisiones respecto al INE.

Sumado a esto, antes del 26 de agosto, en el IEE deben nombrar al consejero sustituto de Vladimir Gómez Anduro, que presentó su renuncia para convertirse en magistrado del Tribunal Estatal Electoral, y antes del 01 de octubre deberán estar listas las convocatorias primero, y las designaciones después, de quienes habrán de sustituir a Daniel Núñez Santos (próximo a ser el vicefiscal electoral), y a Ana Maribel Salcido Jashimoto, quien en estos meses termina su periodo como consejera.

¿Están listos en Morena para enfrentar este proceso de renovación? Las señales enviadas dictan que no, porque como argumento para sustentar su operación al respecto sigue siendo el “nos quieren robar la próxima elección, y eso no lo permitiremos”.

En ese sentido, mire usted: arriba mencionamos a Vladimir Gómez Anduro como magistrado del tribunal electoral, y él ha sido siempre identificado con la izquierda, además, la propia presidenta del IEE, Guadalupe Taddei Zavala, y la consejera Ana Cecilia Grijalva Moreno, están ampliamente relacionadas a Morena. Por otro lado, el actual director jurídico del mismo IEE, Nery Ruiz Arvizu, y el aspirante a sustituir a Vladimir Gómez Anduro mejor calificado hasta el momento, está sumamente “amorenado”, dicen entre pasillos. Así que, bajita la mano, los de Morena tienen las manos tan metidas en los aparatos que habrán de vigilar la proxima elección, como los mismos partidos que ellos señalan de eso.

Pero volvamos al tema, para entender por qué, a casi dos años de haber ganado la pasada elección, los de Morena en Sonora las han perdido todas, y la respuesta es muy sencilla. No entendieron que ganaron diputaciones locales y alcaldías para administrar el poder como diputados y alcaldes, y pretendieron ejercerlo como gobernadores, sin haber ganado esa elección.

Aunado a eso, se rodearon de sus propios “Ackerman’s”, que mas que ayudarles, les han perjudicado.

Señores de Morena, un mensaje para ustedes: si en verdad consideran que ganaran en el 2021, empiecen entonces a pensar como gobierno próximo a accionar, y no como partido que perderá para seguir operando siempre desde la oposición.

En la columna de mañana miércoles, les platicare de la filtración de información desde el IEE.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba