Los retos de Ernesto

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

El coraje no es tener la fuerza para seguir, es seguir cuando no tienes fuerzas

Napoleón Bonaparte

 

La gobernadora presenta su V Informe de actividades este mes de octubre, y políticamente hablando, el PRI siempre se ha conducido con respeto en ese protocolo.

Por regla no escrita pero inviolable, todos los aspirantes del partido en el poder a los cargos de elección popular guardan silencio en este quinto año de gobierno, nadie debe ser protagonista, porque todos los espacios deben estar reservados justo para ese informe, y para el propio gobernante en turno.

Es decir, en pocas palabras, la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y su penúltimo informe son la prioridad politica para el priismo que deberá sumarse a eso, luego ella rinde su informe, y al dia siguiente todos podrán arrancar abiertamente con sus aspiraciones electorales. Asi es la regla en el PRI.

Por eso es por lo que Ernesto Gándara Camou, aspirante a la candidatura a la gubernatura se mantiene nervioso y ansioso, si, pero bien firme topeteando la puerta en el arrancadero. Aquellos que piensan que está distraído, distante, de bajo perfil o arrinconado, están equivocados, el borrego está comportándose institucional y respetuoso de las formas en su partido.

¿Pedro Ángel Contreras, el otro aspirante, no piensa igual? Ya habrá tiempo de hablar de ese tema en otra columna, porque en esta hablaremos de los retos de el borrego Gándara como aspirante hoy, y como posible candidato después.

El primero fue justo el arriba expuesto: la institucionalidad, el apego al PRI pese a todo, la fidelidad a su ideologia politica, el caminar según el librito. Y romper las reglas de ese librito es justo lo que muchos esperaban que hiciera, esos que temen enfrentarlo en la boleta electoral, y que buscaron provocarlo, disuadirlo a hacer lo contrario, se quedaron con la carabina al hombro.

El segundo será el de asumir con asertividad el carácter de líder político/priista con el que ya cuenta, y sumar en un solo grupo y detrás de él, a todos los liderazgos que hoy se observan con visiones distintas a la de refrendar la gubernatura. Y es que parece que algunos de estos grupos están más preocupados por su agenda personal y sus intereses de grupo, que por el futuro y destino del PRI mismo.
Otro reto de suma delicadeza será el de contener cuadros priistas importantes que ya tienen acercamiento con Morena, que ya no ven en el PRI la seguridad de una victoria garantizada, y que suponen que una candidatura morenista es mas atractiva que una priista.

Un cuarto reto será el de encontrar el balance perfecto entre apoyarse en lo que el gobierno estatal ha logrado a lo largo de la administración claudillera, y poner sobre la mesa, en un claro mensaje político, lo que el gobierno federal le ha fallado a Sonora, y es que del otro lado, quien vaya a ser el candidato de Morena, encabezara una encarnizada campaña negra contra la gobernadora, su gabinete, y contra el gobierno estatal, mientras que buscara ponderar diversas virtudes de la federación. No podrá el borrego hacer campaña electoral sin dar respuesta a eso.
Como penúltimo reto, no podrá desdeñar la lista de 117 nombres que habrán de acompañarlo, cien en la boleta y 17 en las plurinominales, sin intervenir en la decisión sobre quienes serán los agraciados. Esta faena será de proporciones épicas, y contrario a lo que por ahí dicen otros, no se puede dejar esa responsabilidad solo en las manos de Ernesto de Lucas, presidente del CDE del PRI en Sonora.

El sexto reto será su gabinete legal de 14 funcionarios de primer nivel, y 24 más en el ampliado. Son treinta y nueve perfiles que a partir del 2021 deberá ser integrado por la mitad de hombres y la otra parte por mujeres. Dar a conocer nombres de los posibles durante la campaña, será todo un reto que dará dividendos en transparencia, honestidad ante el electorado y práctica ejecutiva de primero orden.

Un último reto, y que en sociedad se verá sumamente bien, será el de mantenerse alejado de las campañas negras. Los de enfrente, los otros partidos, ya desarrollaron y exhibieron una batería de acciones encaminadas al descredito de la gobernadora Claudia Pavlovich y su gabinete, y a la que han sumado también a su familia. El borrego deberá identificar la delgada línea que existe entre una campaña firme y de frente, y una cobarde de ataques sin sustento.
Difícil este reto también porque como en el cuarto reto se dicta, deberá dar respuesta a las campañas negras que en su contra se emprendan, pero también deberá saber cómo responder a las que se orquesten en contra del gobierno estatal actual.

Son los retos de Ernesto Gándara, y mañana hablaremos de los de Ricardo Bours Castelo.  

 

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba