La otra campaña negra

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

La peor táctica es atacar a una ciudad. Asediar, acorralar a una ciudad sólo se lleva a cabo como último recurso

Sun Tzu


Ya la gobernadora Claudia Pavlovich adelantó el arranque de las campañas negras en su contra y en la de su familia y allegados, y no se equivocó.

Pero hay otro tipo de campaña negra que busca “reventar” la gobernabilidad en Sonora.
Esta arrancó hace más de un año, cuando varios movimientos sociales arremetieron violentamente contra el Palacio de Gobierno, el Congreso del Estado, y el Poder Judicial de la Federación. Estas incursiones llegaron acompañadas de sendas declaraciones públicas en contra de la titular del Poder Ejecutivo y varios de sus funcionarios, diputados locales, jueces, y magistrados, incluya usted a consejeros y/o titulares de organismos electorales y los de transparencia y combate a la corrupción, curiosamente relacionándolos a todos con el PRI.

Pero hay una operatividad mas perversa aún, y que busca no solo desestabilizar la gobernabilidad, sino también violentar la paz social, a través del activismo social y del sindicalismo.
En Sonora, como en todos los estados, los temas relacionados con la ecología han sido históricamente el talón de Aquiles de los tres niveles de gobierno, y por eso en nuestro estado operan activistas sociales que de un dia al otro son expertos en esos temas, y que solo ocupan que alguien llegue y les prenda la mecha, y quien hará eso es el PVEM en Sonora, ahora en posible coalicion con Morena y el PT. 

Omar del Valle Colosio, nacido en Magdalena de Kino, pero viviendo durante los últimos ocho años en Ciudad de México, y con una militancia de apenas cuatro meses en ese partido y dos como dirigente estatal, se mueve por Sonora con la bandera de la ecología, sacando a relucir temas que él considera importantes en esa área, pero curiosamente todos direccionados a encontrar culpables en el gobierno del estado, y no en la federación. 

Su amistad de 25 años con Alfonso Durazo Montaño, el que la dirigencia nacional del Verde lo haya asignado dirigente estatal sin tomar en cuenta a las bases en Sonora, y el que nunca se haya preocupado por los temas ecológicos de nuestro estado, hasta hoy que hay intereses politicos/partidistas de por medio, son claro indicativo de que lo están utilizando para levantar ese rampante activismo social en Sonora, listo para venderse al mejor postor, e irse con todo a la yugular del gobierno estatal, aunque para eso pasen por encima de la tranquilidad de los sonorenses.

En el lado del sindicalismo, la CTM en Sonora está cumpliendo la misma parte. El tema del transporte público es muy sensible y por eso Javier Villarreal Gámez lo activó, provocando que una amenaza de huelga se convirtiera en un plantón frente a Palacio de Gobierno. Y luego, un ya azuzado y reducido pero muy violento grupo de choferes, se va en contra de la integridad física de choferes que si quieren trabajar, y contra la de usuarios a los que diariamente transportan.

Javier Villarreal Gámez ahora manipula a 130 mil trabajadores de dos mil empresas que la CTM representa sindicalmente, para chantajear a la autoridad laboral con un paro loco de actividades, que la Coparmex y la Canacintra descalifican, que con razón hacen ver que las actuales condiciones laborales/patronales están lo suficientemente tensas por la pandemia del coronavirus, como para que ahora este líder sindical mande el peor de sus mensajes, en las peores circunstancias que se están viviendo.

El efecto de esa huelga loca será desastroso para los que perderían sus empleos, porque la economía del estado se detendría y la violencia social se impondría, y luego la CTM y Javier Villarreal serán la vía para que se acuse al gobierno estatal de no operar, de no resolver, o de estar ausente en su responsabilidad.

Importante subrayar aquí a la Alianza Progresista Sonorense, agrupación politica con la que el multi mencionado líder sindical puede hacer acuerdos con partidos politicos, negociar candidaturas sigladas por ese partido en cuestión, y conociéndolo, reclamar cartera de puestos públicos y hasta posiciones en listas plurinominales.

Sin duda, no son derechos laborales los que defiende, sino mostrar el músculo con los trabajadores a sus pies para vender más cara su oferta política/electoral.

Aquí será harto interesante saber que partido político de oposición al PRI lo anuncia como su aliado en las próximas elecciones, y entenderemos entonces el origen de las intenciones de la CTM y su líder.

Esa es la otra campaña negra que la oposición al PRI está operando ya. No se deje engañar, la encabezan lobos con piel de ovejas, convertidos en ciegos que quieren guiar a ciegos, no se convierta usted en uno de ellos.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba