El fraude del ciclo escolar

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

La mejor manera de servir al pueblo es ofrecerle información verídica.

Dar paso a las especulaciones sería una irresponsabilidad

Michael Crichton

 

En su último informe de gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se habían creado en México más de 50 mil asociaciones de padres de familia, a las que se les habían entregado millones de pesos del erario, para que estas se encargaran del mantenimiento, la construcción, rehabilitación y remodelación de las escuelas del país.

En Sonora, nadie tiene el dato preciso de cuantas positivamente existen, quienes las integran, cuanto recurso financiero recibieron, y mucho menos, en qué y cuánto dinero se han gastado.

Cabe subrayar que estas supuestas asociaciones se registraron desde el mismo 2019, luego de los ajustes presupuestales que AMLO ordenó, y que la decisión de recortar el rubro de mantenimiento y construcción a la SEC Sonora, fue antes del año de la pandemia. Importante la acotación porque los planteles escolares se han mantenido cerrados por los últimos 16 meses, y a la fecha la mayoría lucen abandonados, vandalizados, saqueados e inoperantes.

Hoy que se habla del inicio del ciclo escolar presencial, la sociedad en general se pregunta ¿Quién se va a encargar de rehabilitar las escuelas? ¿Por qué no les dieron mantenimiento durante toda la pandemia? ¿en qué y quien se gastó el dinero destinado a su cuidado? Bien, la respuesta ahí esta: es a estas asociaciones de padres de familia (fantasmas, hasta donde se ve) a las que hay que pedirles cuentas, exigirles explicaciones, y reclamarles acciones.

Mire, en las próximas semanas todos nos vamos a preguntar quién es el responsable del deterioro de cientos de plantes educativos en Sonora, es importante entender dos temas: el Congreso del Estado decidió redirigir recursos destinados a la educación al fondo de salud para combatir diversas situaciones originadas por la pandemia. Es válido pedir explicaciones en este sentido, y las respuestas se darán en tiempo y forma, por parte del gobierno estatal, pero también alguien deberá salir a decir en que manos terminó el fondo federal para mantenimiento y construcción de escuelas, que desde el centro del país se decidió entregarlo directamente y sin intermediarios a estas asociaciones de padres de familia, que ahora nadie, ni la SEP, ni la SEC, ni la Secretaría del Bienestar en Sonora, ni directores de planteles, ni la SNTE, ni alumnos, son capaces de decir dónde están, y quienes las integran.
Mire otro detalle, estas asociaciones recibieron recurso público, por lo tanto, son sujetos obligados a la transparencia, lo que significa que deben rendir cuentas respecto a lo que entró de dinero y lo que salió, pero de momento, no lo están haciendo en ningún sentido.

En fin, es un tema que tomará relevancia en las próximas semanas, porque alguien tendrá que sacar dinero para poner a las escuelas al 100, para garantizar así un entorno seguro y adecuado para nuestros estudiantes, quizá y cuando ya las clases se normalicen en todas las escuelas de Sonora, estos agazapados padres de familia, junto a los responsables de la SEP, IMSS, Issste y Foanacot, ahora si salgan a la luz.

 

Gracias por la lectura. Puede seguirme en TW @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16 busque también MensajeroRed

 

 

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba