El simplismo en una conferencia

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta


Yo digo, ante todo, mi verdad. Esa es una de las satisfacciones más poderosas que se puede tener en un medio de comunicación

Luis del Olmo

 

El gobernador puso sobre la mesa, en conferencia de prensa, algunos temas harto interesantes, buscando ampliarlos con los medios de comunicación presentes, pero los cuestionamientos periodísticos fueron más simplistas.
Alguien le preguntó sobre el personal de intendencia que no sabe como presentar su declaración patrimonial, también le consiguieron trabajo a Cayetano, un héroe, dijo el periodista, anónimo de la Guardería ABC. Desde Caborca promovieron el festival de la tortilla (¿?), y afortunadamente, hoy no le preguntaron al gobernador por su chaleco, porque ya le habían preguntado antes por sus pantalones de mezclilla.

Si le preguntaron por temas de desarrollo económico estatal, por la inseguridad y las jornadas violentas del crimen organizado, por la salud, la educación y el estado financiero quebrado del estado, pero todas fueron “bobitas” bien bateadas por el centro.

En la exposición previa a las preguntas, el gobernador Alfonso Durazo abrió de capa, como arriba se escribe, varios temas torales para el estado, pero de los que yo rescató solo tres.

El primero tiene que ver con las dos mil 943 hectáreas que los yaquis recibirán por parte del gobierno federal y el estatal, a manera de compensación por errores del pasado, dijo el mandatario. Estas serán para agostadero, porque el agua no se garantiza en ellas como para ser utilizadas en cultivo. La pregunta de quien escribe hubiese sido en relación a las familias agro titanes unas, y terratenientes otras, que han hecho del “rentismo” su modo de vida permanente, ya que, si esta entrega monumental de terreno no se acompaña de una regulación para su tenencia, o de un programa de apoyo para que los yaquis las exploten, terminaran en manos de las mismas familias en Cajeme. Antes como antes, ahora como ahora.

También habló, el gobernador Durazo, de un interesante programa de apoyo ganadero, asegurando que este será modelo a nivel nacional. Si, muy bien, porque los ganaderos de Sonora han sido abandonados por la federación a su suerte en los últimos tres años, y les urge que los rescaten.


El problema es que estos programas de criadero y engorda de ganado genera ganancias para muy pocos, y sirven para que los pequeños ganaderos vendan sus flacos hatos a bajos precios, y que los que se dedican a engordar y exportar, ganen con poco esfuerzo.


Pero la pregunta hubiese sido sobre la ley de consumo local que, en Sonora, si acaso existe, no se aplica. Mire, como es posible que en nuestro estado el ganado nazca, se alimente, se reproduzca y se exporte, para luego tener que comprar esa carne, ya en vitrina, a precios estratosféricos inalcanzables para muchas familias sonorenses. Muy bien por el programa ganadero para apoyar a los ganaderos o productores que exportan ganado en pie, y que luego lo importan en canal, generando para ellos miles de millones de pesos en ganancias, pero, ¿qué programa hay para asegurar el consumo local primero, a costos accesibles para todos de ese producto cárnico? Digo, si la vaca es nuestra, ¡que también lo sea su carne!

Por último, el contralor Guillermo Noriega Esparza tuvo participación respecto a la declaración patrimonial que todo funcionario público debe entregar, sin pretextos ni justificaciones. Pero, mire usted, Noriega Esparza fue, en sus años mozos, un promotor incansable de la transparencia y rendición de cuentas, y entre sus logros, junto a otras personas, cuenta con la implementación en el estado de la ley 3 de 3, que obligaba a todo servidor público a entregar una declaración patrimonial, fiscal, y una de intereses, que se cumplió a cabalidad hasta el 2018, porque luego de ese año, al ser una ley promovida desde el “conservadurismo”, los que en esa elección ganaron ya no la presentaron, y la pregunta obligada para el ahora funcionario estatal debió ser justamente esa: ¿Cuántos y quienes de la actual administración estatal han presentado, aunque empolvada, olvidada y casi obsoleta, pero muy moral aún, la ley 3 de 3? O todos coludos, o todos rabones ¿cierto?

 

Gracias por la lectura. Puede seguirme en TW @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16 busque también MensajeroRed

 

 

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba